LOS PARTIDOS DE LA OPOSICION Y CIUDADANOS PRESENTARÁN UNA MOCIÓN CONJUNTA AL PLENO PARA EXIGIR AL ICASS QUE MANTENGA ABIERTO EL CENTRO DE DÍA DE CASTRO

EL PSOE COMPARTE "LA NECESIDAD DE QUE LAS INSTALACIONES SIGAN EN MARCHA" Y TRASLADA QUE "LA ALCALDESA YA SE LO HA PEDIDO AL GOBIERNO DE CANTABRIA"

630

Todos los concejales de la oposición y Ciudadanos presentarán una moción conjunta al próximo pleno municipal para exigir al Instituto Cántabro de Servicios Sociales que se mantenga el servicio de Centro de Día más allá del 31 de diciembre cuando termina el contrato con la empresa que actualmente lo gestiona.  El PSOE podría sumarse también a la iniciativa, aunque, como ha señalado Pablo Antuñano, edil socialista, “tenemos que revisar el texto”.

Así se ha señalado en el debate de concejales de Castro Punto Radio en el que se ha puesto de manifiesto el acuerdo entre todas las formaciones políticas sobre la necesidad de que el servicio se siga prestando en Castro.

Alberto Martínez, edil de Podemos, ha señalado que, “detrás del anuncio de convertir el actual edificio en residencia de mayores, manteniendo el Centro de Día en la planta baja, se esconden muchas incógnitas que hemos ido desvelando. Nos hemos dado cuenta de algo que viene desde la improvisación de coger unos fondo europeos, peor que enmarcada el cierre del Centro de Día de forma totalmente injustificada”.

Ha criticado que “no hay proyecto ni plazos para ejecutar esa sobras que anunció el vicepresidente de Cantabria”. Con todo, “el servicio que tiene que mantener y se puede solventar con la recuperación de la gestión pública, como se hacía hasta hace 10 años, subrogando al personal desde el ICASS”. Del mismo modo, “una vez comiencen las obras, cuando sea, los usuarios se podrían quedan en el edificio, que tiene espacio suficiente como para poder moverlos a zonas que no estén en obras”.

La regionalista Carla Urabayen ha dejado claro que “si no se hace nada, el Centro de Día cerrará el 1 de enero, por mucho que lo quieran enmascarar. El PSOE vuelve a mentir con una promesa, la de las obras de remodelación, que sabe que no se va a cumplir”. Desde la oposición y Ciudadanos estamos de acuerdo en que el cierre hay que frenarlo y por eso vamos a presentar la moción conjunta”.

Ha alertado que “los servicios que se pierden, es muy difícil que se puedan recuperar después”. En este sentido, “sabemos que la dirección del centro y los usuarios van a remitir una petición  solicitando que no se cierre, y también sabemos que la empresa actual está dispuesta a seguir, pero con un nuevo pliego de condiciones porque lleva dos años trabajando a pérdidas”.

Por parte de CastroVerde, Eduardo Amor ha opinado sobre el motivo que ha podido llevar a que, sabiendo desde julio que la empresa no iba a seguir, no se han tomado medidas antes para que no cierre el Centro de Día. Cree que “tiene que ser algo que se les ha ido de las manos”.

La idea de construir una residencia de mayores “es una de las mayores trolas que nos han intentado colar para encubrir el cierre. “No existe un proyecto y no sé siquiera cómo se atreven a dar esta noticia. No es nada que se vaya a hacer de manera inmediata. Lo que sí es inmediato es el cierre del Centro de Día”. Y “que se preste a esto la alcaldesa es sorprendente cuando si se cierra ahora, es muy probable que no se vuelva a abrir”.

La edil de Ciudadanos, Rosa Palacio ha reconocido que “conocemos ahora la realidad del Centro de Día y la finalización del contrato el 31 de diciembre. Los perjudicados son los usuarios, los trabajadores y la imagen que damos de falta de comunicación entre dos Administraciones (Ayuntamiento y Gobierno de Cantabria) sobre un servicio que es esencial”.

Para esta concejala, la rehabilitación del edificio “es sólo una idea, que podemos compartir, pero no hay proyecto”.

Por parte del PSOE, Pablo Antuñano ha reconocido que “compartimos lo expresados por todos los partidos en cuanto que el Centro de Día se tiene que mantener abierto” y ha trasladado que “la alcaldesa ya ha pedido al Instituto Cántabro de Servicios Sociales que se redacte una nueva licitación para gestionar las instalaciones y que se siga prestando el servicio”.

En un primero momento ha señalado que, “Susana Herrán no sabía que el contrato de gestión acababa el 31 de diciembre cuando el vicepresidente vino a Castro a anunciar la rehabilitación de las instalaciones”. Más tarde ha matizado que “se enteró ese mismo día un poco antes de la comparecencia”.

Algo que el resto de formaciones ha dudado que fuera así y ha criticado la actitud de la alcaldesa. Mamen Iglesias (PP) ha calificado de “vergonzoso” que Herrán “se siente con el vicepresidente sabiendo lo que hay detrás. Se han sentado allí para la foto y les ha explotado en las manos”.

Para Amor “es mala estrategia mentir y es peor que, cuando se os coge, se responda con otra mentira”.