LOS PESCADORES CALCULAN QUE LA COSTERA DEL VERDEL DURE 20 DÍAS PARA ARTES FIJAS Y NO MÁS DE 10 PARA CERCO

350

Desembarco Verdeles

22 FEBRERO 2016 /

En próximas semanas comenzará en Cantabria la costera del verdel para los barcos de artes fijas y para los de cerco, una costera que los pescadores abordan con pesimismo. Lo ha dicho en Castro Punto Radio el presidente de la Federación de Cofradías de Cantabria, Miguel Fernández, que ha confirmado que “estábamos esperando si había alguna cesión de otros países en la cuota de verdel y nos hemos encontrado que no y que tenemos 600.000 kilos menos para artes fijas y para el cerco unos 500.000 menos. En total, más de un millón de kilos menos”.

Con este telón de fondo “estamos hablando de una costera en la que la única ventaja es que nosotros nos auto regulamos y nos marcados cuántos días queremos ir a pescar, repartiendo la cuota por hombre y día. Empezaremos con 500 kilos e iremos regulando para que la costera nos pueda durar el mes de marzo”. En anzuelo empezarán el 7 de marzo y han calculado que estén 20 días de costera y en cerco no creen que dure más de 10 días, comenzado en este mes.

Fernández ha dicho que los pescadores están “acostumbrados ya a los precios y la diferencia entre la subasta en lonja y el valor del pescado cuando llega al ama de casa”. No obstante, “a lo que no están acostumbrados es a los recortes años tras año, aunque también empiezan a hacerlo y eso es malo”.

El principal problema es que “no tenemos cuotas, repartimos miseria, hay conflictos con marineros de otras comunidades autónomas y para un sector como el de Cantabria que siempre se ha dedicado al verdel, no venimos encontrando con unos años desastrosos”.

Fernández ha valorado también la moción que el PP presentará mañana en el Pleno de Castro pidiendo al Ayuntamiento que inste al Gobierno de Cantabria a “sentarse con los pescadores y acordar un Plan de Viabilidad que permita mantener la Cofradía, que supone un elevado coste que sufragan los pescadores, cada vez menos”.

Al presidente de la Federación de Cofradías le parece una buena idea pero pide que “no se quede en palabras y se transforme en hechos. La Cofradía de Castro tiene su historia y es una pena que se vaya a perder”.