LOS REYES MAGOS LLEGARÁN EL DÍA 5 POR LA TARDE AL AYUNTAMIENTO, NO AL PACHI TORRE

SE RECUPERA ASÍ UNA VIEJA TRADICIÓN CASTREÑA

783

Tras varios años seguidos recibiendo a los niños castreños en el polideportivo Pachi Torre, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente llegarán este año al Ayuntamiento de Castro Urdiales, y saludarán a los peques desde el balcón de la casa consistorial.

Ya se están ultimando los detalles de la Cabalgata, que será presentada la semana que viene, pero el concejal de Festejos, Gorka Linaza, ha adelantado algunos detalles a Castro Punto Radio.

El edil se reunió ayer con reunión con las peñas castreñas, “que son las que organizan el evento”, tal y como nos indicaba Linaza. “Todo lo que hemos hecho ha sido en consenso y contamos con el visto bueno de las peñas y de los ciudadanos, según hemos podido comprobar”.

El lugar de la recepción de los Magos es la mayor novedad de una Cabalgata que mantendrá el mismo esquema de otros años. Se saldrá de la calle María Aburto, a la altura del Centro Cultural La Residencia, para continuar el recorrido por el Paseo de Ocharan, Avenida de la Constitución, Melitón Pérez del Camino, Hurtado de Mendoza, La Ronda, calle Santander y Paseo del Puerto hasta llegar al Ayuntamiento.

Allí serán recibidos por la alcaldesa y saldrán al balcón para saludar a los niños. Con ello, “recuperamos una tradición y la magia de esa fiesta, además todas las cabalgatas acaban en las plazas”, indicaba Linaza.

Como ‘plan B’, en caso de que el tiempo no acompañe, la recepción tendrá lugar en el Pachi Torre.

Las carrozas serán, de nuevo, fabricadas por Luismi Quintana, “unos vehículos que no han salido antes en Castro”.

Tras la recepción a los Reyes, se ofrecerá en la plaza del Ayuntamiento una merienda con chocolate y roscón, abierta a todos los ciudadanos, y la animación de Raspu. “Esto, junto a otras sorpresas que hemos preparado”, decía el concejal.

Previo a todo ello, el mismo día 5, a las 11 de la mañana, los Reyes pasarán por la Residencia Municipal para entregar a los residentes los habituales obsequios.