LOS TRABAJADORES DEL CASTROBÚS CONTINÚAN CON LA HUELGA TRAS UNA NUEVA REUNIÓN “INFRUCTUOSA” CON ALSA EN EL ORECLA

HAN REGISTRADO UN ESCRITO EN EL AYUNTAMIENTO PARA QUE "EN EL PRÓXIMO PLENO SE TRATE INCOAR, CON CARÁCTER DE URGENCIA, UN EXPEDIENTE DE RESCISIÓN DEL CONTRATO"

634

La representación sindical de los trabajadores del Castrobús y la empresa adjudicataria del servicio mantenían ayer una nueva reunión en el Orecla , de nuevo “infructuosa”, como señala en nota de prensa el Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT).

Como detalla, “en esa reunión, la empresa adjudicataria ha pretendido que se aceptara crear una comisión entre las partes con el objetivo de descubrir ahora las deficiencias que pudieran tener los autobuses que prestan el mismo”.

La representación de los trabajadores “no pueden aceptar esa oferta por cuanto en la empresa tienen conocimiento de ello por escrito, tanto a través de partes diarios de incidencias (PIC) registrados por los propios trabajadores de manera individual, como escritos y fotos del delegado de prevención y de este sindicato de las deficiencias observadas en los vehículos”.

No obstante, el comité de huelga ha realizado una propuesta por escrito por la cual “los trabajadores están dispuestos aplazar los paros de conformidad a los compromisos alcanzados en fecha 27 de julio del presente año en sede del Ayuntamiento y a propuesta de la alcaldesa que, recordamos, consiste en alcanzar un acuerdo laboral donde se establezcan con claridad las condiciones económicas de los servicios especiales nocturnos, las condiciones de trabajo, sociales y de prevención de riesgos laborales y seguridad; de estas últimas, las partes nos avenimos a que fuese el ayuntamiento quien fije los plazos de ejecución para reparar, reponer y adecuar las deficiencias observadas”.

La propuesta de los trabajadores “es relativa a las deficiencias que se han venido registrando en la empresa y en el Ayuntamiento referidas a la ergonomía y a la seguridad en el trabajo, dejando en blanco los plazos de ejecución y solución de las deficiencias para que los dicte el Consistorio, dando cumplimiento al compromiso entre partes realizado en fecha 27 de julio en sede municipal”.

A su entender, “la oferta que la empresa hace ahora sólo pretende ganar tiempo entreteniéndonos en descubrir deficiencias que están a la vista de toda la ciudadanía y que vienen sufriendo los trabajadores”.

Insisten en que “la empresa no tiene voluntad alguna ni de reparar los actuales vehículos, ni de sustituirlos por otros en condiciones razonables para trabajar, y ni mucho menos traer  vehículos nuevos y cumplir con el contrato de adjudicación y el pliego de condiciones del mismo”.

Todas estas circunstancias hacen “que continuemos con los paros de dos horas, los jueves y viernes, de forma indefinida”.

Este sindicato ha registrado escrito en el Ayuntamiento dirigido a todos los grupos políticos, por el cual, solicitan que “en el próximo pleno, se trate en el orden del día incoar con carácter de urgencia un expediente de rescisión del contrato con la empresa adjudicataria por incumplimiento reiterado del contrato, y que a su vez, se realice un contrato de emergencia para que los trabajadores y la ciudadanía no se quede sin la prestación del servicio mientras se inicia la tramitación de unos nuevos pliegos de condiciones para la elaboración de un nuevo contrato de adjudicación”.

Imagen de la representación sindical de los trabajadores en el último pleno del Ayuntamiento.