LOS VECINOS DE MONTEALEGRE ESTÁN “INDIGNADOS” CON EL EQUIPO DE GOBIERNO POR MANTENER EL SERVICIO A DEMANDA DEL CASTROBÚS

465

20170224_124837

24 FEBRERO 2017 /

Los vecinos del barrio samaniego de Montealegre están “indignados y decepcionados” con el equipo de Gobierno y se sienten “ignorados”, ya que “nunca se han atendido en cuenta nuestras demandas” en relación a la necesidad de mantener en el barrio una línea regular del Castrobús y no el polémico servicio a demanda.

Así lo ha dicho en Castro Punto Radio, José Elvira, uno de los vecinos integrantes del grupo que, durante meses, realizó un estudio de campo en la parada de Montealgre para demostrar que “son muchos más los residentes en la zona que hacen uso del servicio a diario, que lo que reflejan las cifras que maneja el Ayuntamiento”. Con los datos en la mano, estiman que el barrio debería ser atendido con una línea regular.

Además de ese estudio, presentaron al Consistorio un gran número de firmas y también alegaciones pero, “la sinrazón lleva al equipo de Gobierno a seguir erre que erre y, ya pensamos que es cabezonería”.

En su momento, estos vecinos estudiaron el pliego de condiciones y presentaron las pertinentes alegaciones que, “fueron desestimadas por el Ayuntamiento, que entendía que nosotros, como asociación de vecinos, no podíamos alegar”. Tras recurrir al Defensor del Pueblo, “nos dijo que, como parte perjudicada, teníamos nuestro derecho a reclamar y a que nuestras peticiones se tuvieran en cuenta”.

En esta línea, Elvira ha recordado cómo el Tribunal de Recursos Contractuales “dijo que la contabilidad que se había hecho en la línea de Sámano no era correcta, y ése fue uno de los motivos por los que se anuló el anterior pliego de condiciones”.

El equipo de Gobierno “ha seguido adelante en su intención de imponer el servicio a demanda en Montealegre y el pliego debe justificar porqué se retira el servicio regular”. En el anterior “constaban las cifras y eso provocó que se declarar nulo. En el nuevo, no ponen ninguna cifra y, al no justificarlo, también están incurriendo en una ilegalidad”.

Estos vecinos van a seguir estudiando el nuevo documento y “presentaremos algún recurso para que se atienda a nuestras demandas porque estamos preocupados y creemos que algunos puntos se deben redactar de nuevo”.

Preguntado por los cambios introducidos en lo que respecta a la antelación con la que habrá que solicitar el servicio a demanda (antes era hasta 24 horas y ahora hasta el momento en que el autobús tiene su hora de llegada a la parada final de la línea), Elvira entiende que “todo lo que sean mejoras está bien”, pero tiene dudas porque “piensan hacer prestar ese servicio en 10 minutos. Llega el autobús a Helguera. Si el conductor ha recibido un mensaje de que tiene que ir a Montealgre, va y tiene que volver de nuevo a Helguera porque la salida la tiene desde allí 10 minutos después. Ha recorrido así más distancia de la que se pretende recortar quitando el servicio”.