LOS VECINOS DE MONTESOLMAR VALORAN EL AVANCE EN LOS TRÁMITES PARA REGULARIZAR SUS VIVIENDAS Y DOTAR DE ILUMINACIÓN A LA URBANIZACIÓN

409

Los vecinos de la Urbanización Montesolmar comienzan a ver la luz al final del túnel después de 25 años de lucha y sufrimiento, con unas viviendas sin regularizar y un entorno sin servicios tan básicos como el alumbrado público.

El Ayuntamiento informaba ayer que, en los próximos días se licitarán las obras de urbanización que restan por ejecutarse, como el acabado de aceras, las zonas verdes y la tan demandada iluminación. A partir de ahí, el Consistorio podrá recepcionar el entorno y, con ello, tratar el caso particular de cada una de las viviendas, algunas de las cuales no tiene escrituras, otras sólo un permiso y otras el contrato de compraventa.

En declaraciones a Castro Punto Radio, uno de los propietarios, Víctor Loriz, ha asegurado que “gracias al empeño del actual equipo de Gobierno y, en concreto de la alcaldesa y el concejal de Urbanismo, por fin se ha decidido hacer lo que muchos tenían que haber hecho antes”. Entiende que, hasta ahora, “no ha habido voluntad política para resolver el tema”.

Como ha explicado, en su momento, cuando compraron, “el constructor nos dijo que en un mes tendríamos las escrituras y han pasado 25 años. Ha sido una pequeña estafa”.

Loriz ha hablado de “años de sufrimiento, con mucha preocupación y que ha llevado a algunos vecinos incluso a enfermar”.

Se mantiene expectante a que comiencen las obras y, entonces, empezar a tratar los casos particulares de cada vivienda para que todas puedan contar con las correspondientes escrituras. Una gestión que también llevará su trámite.

Hemos hablado con otra propietaria, María Antonia Castro. En su caso acoge el anuncio de la próxima licitación de las obras “con ilusión” pero, al mismo tiempo, “con cierta cautela” porque “han sido muchas veces las que se nos han prometido cosas sin que se hayan materializado. No quiero lanzar las campanas al vuelo hasta que vea la primera luz encendida”.

Ha hablado de “situación insostenible durante años porque hay muchas familias detrás sin poder escriturar por una mala organización no sé de quién. Lo cierto es que han pasado muchos partidos por el Ayuntamiento y los actuales parece que están haciendo algo”.

Una vez terminen las obras y sobre la regularización de las viviendas, se ha mostrado preocupada. “Entiendo que será una gestión complicada y no sé cómo se hará”. No obstante, “si lo tienen todo tan claro, podrían perfectamente ir indicando los pasos que habría que ir dando, al tiempo que se tramita lo que tiene que ver con las obras”.

Hay viviendas con situaciones muy dispares. De hecho, “yo tengo escrituras viviendo en la parte de debajo de la urbanización, lo que se llaman los apartamentos. Mi madre vive al lado y no las tiene. Cuando compró le dijeron que se solucionaba enseguida y ahora tiene 91 años. Mi padre murió hace 8 años sin escriturar”.

En la imagen de archivo, en primer término, la urbanización Montesolmar poco después de su construcción.