MIGUEL ÁNGEL REVILLA E IÑIGO URKULLU ACUERDAN PROFUNDIZAR EN LA APLICACIÓN DEL CONVENIO SANITARIO ENTRE CANTABRIA Y EUSKADI

927

Revilla y Urkullu en Santander

18 NOVIEMBRE 2015 /

TAMBIÉN SE CONSIDERAN PRIORITARIAS UNAS BUENAS COMUNICACIONES, ENTRE ELLAS, EL TERCER CARRIL DE LA A-8 ENTRE CASTRO Y VIZCAYA

El lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, han acordado esta mañana llevar ante el Gobierno central la reivindicación de una conexión ferroviaria de pasajeros y mercancías que una Santander y Bilbao en 40 minutos, que luego pueda prolongarse hasta Ferrol (Galicia) y conectar la Cornisa Cantábrica con Europa y servir también de enlace con el corredor del Mediterráneo.

Así lo han anunciado ambos presidentes en una rueda de prensa en el Gobierno de Cantabria que ha tenido lugar tras la reunión celebrada durante poco más de una hora.

Revilla ha señalado que en la reunión han establecido que esa conexión es una “necesidad” que los gobiernos vasco y cántabro reclamarán en sus respectivas reuniones con representantes del Ejecutivo central y a la que, incluso, podrían unirse los de Galicia y Asturias. A juicio del presidente de Cantabria, “si la petición es doble, hay más posibilidades de que sea atendida”.

El presidente cántabro ha explicado que en la reunión también se ha abordado la necesidad del tercer carril de la A-8 entre Cantabria y País Vasco, entre otros asuntos.

“La conexión con Bilbao es un tema que tenemos que llevar conjuntamente”, ha opinado Revilla, quien ha reconocido haber demandado a Urkullu que, en esa reclamación, País Vasco y Cantabria “vayan juntas”.

Tras la intervención de Revilla, Urkullu ha confirmado que el ejecutivo cántabro tiene el “apoyo” de Euskadi para profundizar con el Gobierno español en la importancia de abordar un tren de altas prestaciones para la Cornisa Cantábrica, que acerque Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco y comunique estos territorios con Europa y sirva de “enlace” con el Corredor Mediterráneo.

También ha resaltado la “importancia” de mantener la actual línea de mercancías entre Santander y Bilbao y, como Revilla, ha aludido a las A-8, si bien ha resaltado que en el País Vasco las infraestructuras viarias son competencia de las diputaciones forales.

CONVENIO SANITARIO

La Sanidad ha sido otro de los asuntos que ha estado en la agenda de la reunión entre Revilla y Urkullu.

Así, han acordado seguir profundizando en la colaboración existente para que pacientes vascos puedan someterse a trasplantes cardiológicos y pulmonares en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, especializados en ellos, y que los cántabros sean sometidos a trasplantes renales en el hospital vizcaíno de Cruces.

La atención en Cantabria a población vasca no empadronada en esta comunidad pero que vive en ella ha sido otro de los asuntos abordados en materia sanitaria.

Urkullu ha recordado que entre el País Vasco y Cantabria ya hay un convenio sanitario y ha asegurado que en su gobierno “no hay problema” de seguir “profundizando” en él, para “lo que hay una voluntad absoluta de este ejecutivo”, recalcaba el lehendakari.

POLÉMICA EN MATERIA INDUSTRIAL

Uno de los asuntos que, según han aclarado, no se ha abordado en el encuentro es la política industrial de ambas comunidades y a la movilidad de empresas que ha habido entre Cantabria y País Vasco.

En este sentido, Revilla ha sido cuestionado por los medios de comunicación por la identidad de una gran empresa vasca que, al parecer, estaba planeando trasladarse a Cantabria.

Ante esa cuestión, el presidente cántabro ha asegurado que “jamás” ha anunciado que una gran empresa vasca iba a trasladarse a Cantabria. “No hay caso”, ha dicho Revilla, quien ha querido zanjar así la polémica entre estas comunidades por las políticas industriales.

SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE AGUA DEL VALLE DE VILLAVERDE

En la reunión, ambos dirigentes autonómicos también han hablado de infraestructuras hidráulicas, ya que Urkullu ha aprovechado el encuentro para comunicar a Revilla la ejecución, por parte del País Vasco, de una canalización que acabe con los problemas de agua que padece el Valle de Villaverde, municipio cántabro ubicado geográficamente en la comunidad vecina.

Revilla ha calificado como una “extraordinaria noticia” esta obra, que dejará solucionado el problema de agua del Valle de Villaverde, en 2018. Así, ha agradecido al Gobierno vasco la “atención” a este territorio.

BUENAS RELACIONES ENTRE AMBAS COMUNIDADES

En la reunión, que ha durado aproximadamente una hora, Revilla ha resaltado la “afinidad” y la “convivencia absoluta” que, a su juicio, hay entre los cántabros y vascos, una relación que, sin embargo, en su opinión, no ha existido “a nivel institucional”.

Miguel Ángel Revilla ha calificado a Urkullu, a quien no conocía personalmente hasta hoy, como una “persona muy seria, muy sensata y un lujo de lehendakari” para el País Vasco, atribuyéndole en parte que Euskadi sea ahora un “territorio en paz y en el que cada persona defiende sus ideas pero dentro de la tolerancia y el respeto y sin terrorismo”.

“Es algo maravilloso”, ha dicho el presidente cántabro, que ha expresado su “profunda admiración por el País Vasco” y ha opinado que el “mayor éxito de los últimos 50 años” para esa comunidad autónoma y para España es el haber acabado con el terrorismo.