NUEVA CONCENTRACIÓN, EN LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO, DE LOS BOMBEROS Y LAS TRABAJADORAS DE LA RESIDENCIA MUNICIPAL

321

31 AGOSTO 2018 /

Nueva concentración en la Plaza del Ayuntamiento de los trabajadores del servicio de Bomberos y de las trabajadoras de la Residencia Municipal.

Ambos grupos han registrado un escrito en el Registro del Consistorio. En el caso de la Asociación de Policía Local y Bomberos (APLB), firma el escrito el Secretario de Organización del sindicato en Cantabria, Luis Fernando Dou Pesquera.

Está dirigido al alcalde, al que le “invitan” al “diálogo y a la reflexión, con el fin de reunir una mesa de negociación y dejar de poner en grave riesgo a la población civil. Población, de cuya seguridad, usted como alcalde, es el máximo responsable”.

En el escrito recuerdan cómo “llevamos los últimos meses denunciando públicamente la grave situación en la que se encuentra el Parque de Bomberos”. A día de hoy, “carece del número suficiente de efectivos para garantizar la seguridad de una ciudad como Castro y, lo que es peor, los medios materiales son escasos y antiguos, encontrándonos, además, con el obstáculo de no disponer de un vehículo de rescate en altura, indispensable en una ciudad”.

Todas estas circunstancias, “suman un peligroso cóctel que constituye un desafío a una elemental prudencia y una llamada al riesgo de no poder atender un incendio como, por desgracia, hemos podido observar en otros ayuntamientos”.

RESIDENCIA MUNICIPAL

El Comité de Empresa de la Residencia Municipal ha registrado otro escrito en el que, en este caso, solicitan “el apoyo de esta Corporación para poder atender a nuestros mayores con la dignidad que se merecen, que se les proteja en el momento de su vida en que son más vulnerables, dotándonos para ello con el personal necesario para garantizar su salud y bienestar y poderles prestar la atención y el cariño que necesitan y requieren”.

Del mismo modo, piden que “esta Corporación respete nuestros derechos laborales, vele por nuestra salud y nos ayude a recuperar la dignidad como trabajadores, ampliando la plantilla”.

En el escrito ponen de manifiesto que, “tras un mes de concentraciones y reivindicaciones, en nada se ha mejorado la situación”. Dejan claro que seguirán con sus protestas por las siguientes razones:

1- Existe una notoria falta de personal que nos impide poder destinar el tiempo necesario para atender a los abuelos con el trato y dedicación que se merecen. Queremos poner de manifiesto que trabajamos con personas dependientes, no con muebles; que nos gusta nuestro trabajo, somos profesionales y queremos atender a los residentes con la dignidad que ellos se merecen.

2- Que esta falta de medios humanos conlleva un malestar en usuarios y familiares que, aun reconociendo nuestra labor, entiende que se podría mejorar la atención, lo que repercutiría en una mejora de la calidad de vida de nuestros abuelos.

3- Que esta situación está dañando nuestra salud. Físicamente porque sufrimos una gran carga de trabajo, y psicológicamente por trabajar bajo presión y no tener tiempo suficiente para atender a los abuelos de forma adecuada.