OLACANTABRIA EN CASTRO PIDE PARALIZAR EL PROYECTO DEL “MINITEATRO” DEL ÁGORA

304

OlaCantabria en Castro Urdiales ha emitido un comunicado en el que pide al equipo de gobierno municipal “la paralización del actual proyecto del miniteatro Ágora con tal solo una capacidad para acoger 300 personas”.

El candidato de OlaCantabria a la Alcaldía de Castro Urdiales, Javier Arcocha, considera que “no es la ubicación apropiada y que la inversión, que rondará entre los 6 y 7 millones de euros, es excesiva para contar solo con 300 butacas”.

“No estamos en contra de que Castro Urdiales cuente con un miniteatro, pero con un proyecto en condiciones”, incide Arcocha. En caso contrario, OlaCantabria llevará, después de las elecciones municipales, una iniciativa al Pleno municipal para anular y paralizar el convenio actual: “pedimos al equipo de Gobierno municipal que escuche a los castreños, ya que no estamos de acuerdo en este gasto multimillonario en un miniteatro con 300 butacas, Prueba de ello es que solo han tenido en el último pleno el apoyo del PRC mientras el 49 por ciento de los concejales votaron en contra”, recalcó.

Asimismo, OlaCantabria critica “que nadie ha dado explicaciones sobre por qué en los planos del anteproyecto redactado por la empresa pública Gesvican en mayo del 2018 se concede servidumbre de paso a los sótanos propiedad de las hermanas del promotor político de esta obra, Jesús Gutiérrez Castro”. Recuerdan como “el 6 de julio del 2016 se reunieron el consejero regionalista de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón; el exconcejal del PRC en Castro Urdiales y gerente de Gesvican, José Orruela, y el concejal y portavoz municipal del PRC, Jesús Gutiérrez Castro, para presentar el proyecto de un edificio dotacional municipal en estos terrenos, valorado en 1’5 millones de euros”.

En mayo del 2018, “el presupuesto definitivo era de 2’8 millones de euros y en julio de ese mismo año se firma el convenio con Gesvican por un presupuesto de 3’9 millones de euros, siempre y cuando después no se produzcan modificaciones puntuales que sigan aumentando el costo de la obra”, indica la formación política.

“A estos gastos hay que sumar la inversión en la compra del solar número 5 de la calle Ardigales y en comprar mobiliario y dotación del edificio, a la que se debe hacer cargo el ayuntamiento según lo firmado en el convenio”, matizan desde OlaCantabria: “el Ayuntamiento deberá comprar las butacas, iluminación escénica, sonido del teatro, bambalinas, proyector de cine, entre otros con lo cual el coste final rondara los 6 o 7 millones de euros”.

OlaCantabria considera que “en caso de que el alcalde no paralice el proyecto el Ayuntamiento tendrá que indemnizar a Gesvican por unas obras que no se pueden llevar a cabo ni se pueden pagar”.