PARALIZADA LA OBRA DEL ROMPEOLAS AL RECLAMAR LA EMPRESA ADJUDICATARIA UNA MODIFICACIÓN DEL PROYECTO

552

Según ha informado el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, la empresa adjudicataria de la primera fase del refuerzo del rompeolas, Vias y Construcciones, solicitó el pasado 19 de marzo la suspensión temporal de la obra porque entendía que había que modificar el proyecto inicial, al considerar que no se llegaba al coeficiente de seguridad que debería tener el dique en su totalidad.

La adjudicataria planteaba reducir la altura del hormigón en un metro y establecer unos anclajes “muy costosos para intentar conseguir un beneficio económico. Es una contradicción porque dicen que hay que aumentar la seguridad del dique, pero metiendo menos hormigón”, indica el consejero.

La solicitud de la constructora fue rechazada el 13 mayo desde la Consejería de Obras Públicas tras ver los informes del servicio de Puertos de Cantabria, que consideran que no hay motivo alguno para modificar el proyecto, porque, entre otras razones, se cumple con el coeficiente de seguridad.

Por ello, el Ejecutivo regional ha ordenado a la empresa que ejecute el contrato en los términos en los que se aprobó y se licitó. Sin embargo, Vías y Obras “no ha dado señales de vida desde hace más de una semana”, razón por la que el Ejecutivo regional envió el pasado miércoles un burofax instándoles a que reanuden las obras de manera inminente con la advertencia de posibles penalizaciones, teniendo en cuenta el importante retraso de la obra respecto al plan de trabajo previsto.

Gochicoa cree que el problema de la empresa para no querer seguir con la obra responde a una cuestión económica, “debe creer que va a perder dinero. La empresa es de fuera y no conocía Castro, y que prácticamente sólo hay una planta de hormigonado cercana. Creían que podían tener otros precios de ese hormigón”.

El consejero espera que la empresa cambie su actitud ante las posibles penalizaciones y no resuelva el contrato, ya que eso, como ocurrió con la obra de los túneles de Ocharan, supondría tener que volver a licitarla con el retraso que conllevaría.

Las obras, adjudicadas por un importe de 2.239.534 euros, tienen un plazo de ejecución de quince meses.