EL PARLAMENTO DE CANTABRIA PIDE QUE LA REHABILITACIÓN DEL MERCADO DE ABASTOS DE CASTRO CONCLUYA EN SEIS MESES, ESTO ES, EN AGOSTO

DEBIDO A LOS "IMPREVISTOS EN LA OBRA", EL PRESUPUESTO FINAL SE INCREMENTA EN OTROS 250.000 EUROS ADICIONALES AL INICIAL

469

El Parlamento de Cantabria ha aprobado esta tarde en Pleno una iniciativa para instar al Gobierno regional (PRC-PSOE) a que cumpla su compromiso de realizar “cuantos trámites administrativos resulten oportunos” para concluir las obras de renovación interior del mercado de abastos de Castro Urdiales en no más de seis meses, esto es, para agosto.

La iniciativa, una proposición no de ley que ha partido del PP, ha salido adelante con el apoyo de todos los grupos después de que el texto original se haya visto modificado al aceptarse la enmienda presentada por PRC y PSOE con el objetivo de ampliar en dos meses el plazo que planteaban los populares (cuatro meses) y determinar que éste se extendiera a seis, un tiempo “más realista”, según regionalistas y socialistas.

Durante el debate, se ha señalado que la actuación fue anunciada en abril de 2019, poco antes de las anteriores elecciones autonómicas, tras un acuerdo entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento, por el que el Ejecutivo cántabro se comprometía a encargarse de la rehabilitación interior y el Consistorio de la exterior y de la del entorno.

El PP ha criticado que casi “cuatro años después” el compromiso del Ejecutivo regional “no se ha cumplido” y las obras iniciadas a finales de 2021 se vieron paralizadas en agosto de 2022, teniendo que reubicarse a los comerciantes en locales y “en los pasillos” de la Plaza Nueva donde están trabajando “en precario y de cualquier manera”, según ha lamentado el portavoz popular, Íñigo Fernández. “Otro incumplimiento del Gobierno de Cantabria”, ha aseverado.

Además, Fernández ha ironizado con el hecho de que, tras registrar el pasado 8 de febrero la iniciativa, el consejero de Obras Públicas, el regionalista José Luis Gochicoa, acudiera el pasado viernes a Castro Urdiales y anunciara que las obras se iban a retomar en aproximadamente un mes. “¡Qué pillín!”, ha exclamado el portavoz popular.

Tanto PRC y PSOE han lamentado el “perjuicio” que ha provocado este retraso en la ejecución de los trabajos, pero ha explicado que éstos tuvieron que verse interrumpidos por “imprevistos de obra” surgidos tras descubrirse que había una “afección importante” en algunos pilares estructurales del edificio que “comprometían la estabilidad del edificio”, tras lo que hubo que hacerse una prospección para conocer si había más elementos afectados y se tuvo que desalojar a los comerciantes, reubicándolos en la plaza nueva.

Los socialistas y regionalistas han explicado que esas incidencias obligan a hacer obras “no contempladas” inicialmente que elevan en 250.000 euros el presupuesto inicial, lo que requiere hacer “determinados trámites administrativos para ajustar el proyecto” y la modificación del presupuesto, algo que ya está “a punto de terminarse”, según el diputado Javier García-Oliva (PSOE), con lo que las obras se retomarán “en breve” y se va a terminar en un plazo de seis meses.

La regionalista Emi Aguirre, por su parte, ha negado que desde la Consejería de Obras Públicas se haya “desatendido” el proyecto y a Castro Urdiales y ha subrayado que desde ese departamento se han invertido en el municipio más de 950.000 euros en esta legislatura.

Para Vox, lo ocurrido con la rehabilitación del mercado de abastos vuelve a demostrar “la absoluta falta de capacidad de gestión” del Gobierno regional y la “falta de empatía” con los autonómos y pequeños empresarios, algo que “no es nuevo”, mientras que Cs, que ha apoyado la iniciativa, ha reclamado que las obras se retomen y acaben “cuanto antes” y, aunque ha aceptado que hayan podido surgir imprevistos, considera que las explicaciones se han ofrecido es tarde y que el retraso es “excesivo”.