A PARTIR DE LA SEGUNDA QUINCENA DE JULIO COMENZARÁN LOS TRABAJOS DE REFUERZO DE PILARES EN EL PASEO MARÍTIMO

95

14 JUNIO 2017 /

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, calcula que las obras para reforzar los pilares que sustentan el paseo marítimo (entre el parque Amestoy y el muelle Don Luis), puedan comenzar en un mes aproximadamente. Eso si no hay ningún trámite que lo retrase, teniendo en cuenta que “se pueden presentar recursos a la adjudicación. No creo que loS haya, pero esa posibilidad existe porque ha habido ofertas en baja temeraria”, ha señalado en Castro Punto Radio.

Si los cálculos de Mazón se cumplen, estaríamos hablando de unos trabajos que prácticamente se iniciarían en el mes de agosto, temporada alta en época estival. Ha garantizado que “se va a interferir lo mínimo en la vida cotidiana”, aunque ha defendido que “las obras siempre llevan molestias y no se pueden hacer cambios, entre otras cosas, porque eso tiene consecuencias económicas. Si yo tengo que retrasar los trabajos, el dinero en la Administración pública no está en una caja que se guarda, sino que si se termina el año y no se ha gastado, digamos que está perdido. No pasa del cajón éste al siguiente. Eso no pasa en la Administración”.

Lo cierto es que el 25 de enero pasado fue cuando finalizó el plazo para que las empresas presentasen ofertas a realizar este refuerzo, que tiene un plazo de ejecución de seis meses. El consejero estimaba entonces que los trabajos podrían comenzar en primavera. Ahora bien, el hecho de que al concurso se presentará alguna oferta en baja temeraria retrasó el proceso, teniendo en cuenta la necesidad de que esas empresas justificaran esa baja y se estudiara después.

Con todo, el pasado mes de abril, Mazón hablaba de que las obras podrían comenzar en junio. Estamos a mediados y el nuevo cálculo habla de un mes más.

SUBVENCIÓN REGIONAL PARA OBRA PÚBLICA

Al margen de este asunto, el consejero ha confirmado que, a la espera de aprobación definitiva, el Ayuntamiento de Castro percibirá 600.000 euros dentro de la nueva convocatoria de subvenciones destinadas a financiar obras públicas municipales entre el 2018 y el 2020. Se trata de una orden, dotada con 27 millones de euros, y que será publicada en el Boletín Oficial de Cantabria en las próximas tres semanas.

Con el fin de que los ayuntamientos puedan ir avanzado en la elaboración de los proyectos de obras, Mazón presentó ayer esta iniciativa a los alcaldes que acudieron a la reunión, entre ellos el de Castro, Ángel Díaz-Munío.

Y es que, una vez se publique en el BOC, las administraciones locales tendrán de plazo hasta finales de año para presentar los proyectos a la Consejería. A partir de ahí, contarán con otros seis meses para iniciar los trabajos y 15 meses más para finalizarlos, aunque se contempla una prórroga de seis meses en caso de que sea necesario.

José María Mazón ha explicado que serán los propios ayuntamientos los que valoren qué intervenciones son necesarias en los diferentes municipios, “limitándonos desde la Consejería a valorar que sea un proyecto bien hecho y que entre dentro de las competencias de Obras Públicas”. Es decir, los proyectos deberán centrarse en intervenciones relacionadas con aspectos como “carreteras municipales, caminos, pavimentación, edificios públicos, casco histórico, alumbrado público, parques…”. El consejero ha dejado claro que “no podrán estar relacionados con otros departamentos como el sanitario, educativo o ciclo del agua, cuyas competencias tienen otras consejerías y nosotros no vamos a interferir”.

Por otra parte ha informado que la puesta en marcha de esta convocatoria de subvenciones tiene como fin dar una respuesta a “las reclamaciones que nos vienen desde los ayuntamientos en cuanto a que hagamos un mayor esfuerzo en obra pública”. Mazón ha recordado cómo “tenemos unos presupuestos bastante limitados y, por tanto, ésta es una fórmula, basada en una especie de plan de choque, que nos permite hacer trabajos por un total de unos 40 millones de euros”, aportando el Gobierno de Cantabria el 70% del gasto y el 30% restante los consistorios. “Es un buen revulsivo para la economía y para paliar necesidades municipales”.

Los ayuntamientos recibirán esta subvención regional durante los años 2018, 2019 y 2020, “de tal forma que el próximo Gobierno no tendrá hipotecada la legislatura como nos ha pasado a nosotros con las deudas anteriores”.

El consejero ha destacado también que se han hecho distintas modificaciones “para ponderar mejor la importancia de los ayuntamientos, valorando no sólo los habitantes, sino también la superficie. Además, se establecen unos escalones para que no haya una desproporción económica de los más grandes con respecto a los medianos y los pequeños”.

Y es que, “la vez anterior se hizo una orden por la que, por ejemplo, Tresviso con 60 habitante tenía 300.000 euros, los mismos que otros 30 consistorios que llegaban hasta los 2.000 habitantes. Bárcena de Cicero, por ejemplo, tenía 600.000 euros y, a lo mejor, otro con 20 habitantes menos tenía 300.000 euros. Había unos saltos muy grandes. Ahora vamos a ponderarlo e ir avanzando en intervalos que vayan de 25.000 en 25.000 euros empezando en los de 500, 1.000 y 1.500 habitantes hasta llegar a 10.000. A partir de ahí, un bloque de 15.000 a 20.000, de 20.000 a 40.000, de 40.000 a 100.000 y de más de 100.000 que son Santander y Torrelavega, pero que no vayan en esa desproporción por habitantes porque son precisamente estos ayuntamiento los que más dinero tienen”.