EL PLENO RECHAZA LA PETICIÓN DEL PRC DE REPROBAR AL CONCEJAL DE OBRAS Y URBANISMO, ALEJANDRO FERNÁNDEZ

391

El PRC se ha quedado solo en su intento de reprobar al concejal de Obras y Urbanismo, Alejandro Fernández. El pleno extraordinario celebrado esta mañana a petición de los regionalistas ha rechazado esta pretensión. Únicamente han votado a favor los seis concejales del PRC; en contra PSOE, PP y Ciudadanos (11) y se han abstenido los tres ediles de CastroVerde. El portavoz de Podemos, Alberto Martínez, no ha acudido a la sesión por enfermedad.

La intervención de la edil regionalista, Carla Urabayen, comenzaba solicitando la salida del pleno del propio Fernández, aludiendo a la normativa y a una cuestión de incompatibilidad. La secretaria aclaraba que el concejal socialista podía quedarse, debatir e incluso votar.

Para el PRC, a Fernández “le falta humildad y le sobra soberbia. Sólo ha mirado por su propio interés. Tras su piel de cordero, hay una estrategia marcada desde el primer momento y muy lejos del interés público”. Según Urabayen, “cinco días después de llegar al Gobierno, una empresa solicita la construcción de una hotel y un centro comercial en la finca conocida como ‘El Ciprés’. El último paso para rematar la faena ha sido iniciar el plan de reordenación de Brazomar, zona donde Fernández y su familia poseen una nave que ahora no tiene mucho valor pero que este plan revalorizará”.

Insisten los regionalistas en que “utiliza el privilegio de su posición, imponiendo su criterio político y nunca el técnico, para lograr sus supuestas fechorías, pero le hemos descubierto y ya no cuela”.

El PRC piensa que, “de los seis concejales del equipo de Gobierno, sólo eran conocedores del plan del señor Fernández una o dos persona. El resto, se está dando cuenta ahora de que este plan solo tiene el supuesto interés personal de unos pocos”. Urabayen ha preguntado a la alcaldesa “¿está segura de que quiere unirse a un concejal que tiene su futuro incierto? Si no es así, repruébele porque no merece su confianza ni la de esta Corporación. Apártele de sus responsabilidades”.

A todo esto, Urabayen ha añadido “la mala praxis del concejal, que llega al límite de lo tolerable”. Ha mencionado, entre otras cuestiones, “el saneamiento de Santullán, dejando las obras paradas y las calles empantanadas y buscando el enfrentamiento en lugar de la colaboración con la Junta Vecinal”.

También “finaliza por decreto el convenio entre el Ayuntamiento y Eroski después de 20 años de pleitos, y lo cierra con una suma de dinero irrisoria. Seguramente por el alto riesgo que supone para ese supuesto plan personal que tiene el concejal”.

La portavoz del PP, Ana Urrestarazu ha lamentado que “en poco tiempo llevamos tres plenos extraordinarios solicitados por el PRC, y hoy la broma va a costar a las arcas públicas 700 euros para reprobar a un concejal por decir que va a intentar redactar un plan especial para la zona de Brazomar. No existe aún y lo que hay es una intención de redactarlo. Matar a alguien antes de cometer el delito es un poco grave”.

Y ha señalado que “esto, casualmente, lo dice el PRC, el partido de Jesús Gutiérrez, y se atreven ellos a hablar de ética, de principios y de dignidad. Una persona”, en alusión a Gutiérrez, “que se presenta a alcalde para recalificar su fábrica, viene a pedir reprobar a un concejal que quiere reordenar una zona que adolece de unos males en conjunto”.

Ha recordado que “han sido tres los proyectos del PRC en legislatura y media: recalificar la fábrica (de Conservas Lolín); inventarse un teatrillo que no está a la altura de la cultura del municipio, que se tardaba 20 años en pagar y que daba salida a unos garajes de su familia que hasta ahora están inhabilitados; y defender con uñas la aprobación de unos presupuestos de CastroVerde tres días antes de las elecciones, y aparece un decreto en el que en una parcela de su familia, detrás del Centro Musical Ángel García Basoco, parece ser que se puede construir. Ése es el currículum por el que hoy el PRC viene a pedir una reprobación”.

Urrestarazu ha sentido “vergüenza por lo que estamos viviendo, porque el PRC no tiene proyecto ni idea de lo que Castro necesita. Estáis convirtiendo la política en una guerra. Una película que se titula ‘Salvar al soldado Jesús’ y todo el que no se sume será destruido. Lo habéis intentado conmigo pero, para acabar conmigo, Jesús, tienes que nacer muchas veces. Habéis convertido la política en una auténtica caza de brujas”.

Según el PP, “hoy es un día triste para la política, el PRC y Jesús porque con este ridículo habéis muerto. Váyanse señores”, sentenciaba.

Ha afirmado que “no vamos a reprobar a Alejandro Fernández y vamos a votar que no porque entendemos que no hay motivos suficientes para ello. No necesitamos montar este circo. Haremos la reprobación de la gestión del equipo de Gobierno en cualquier momento de la legislatura”.

A todo eso, José Mari Liendo (Ciudadanos) ha añadido que “la legislatura del PRC comenzó con aquellos plenos en los que solicitaban un sueldo más para otro de sus concejales”.

Tomaba la palabra Jesús Gutiérrez para defender que “el pleno dijo, por mayoría, que no queríamos el pacto que, de forma oscura se hizo para cerrar el convenio con Eroski y Fernández ha dicho que no lo va a cumplir. Nosotros nos hemos personado en el Tribunal de Cuentas porque no nos fiamos de lo que mandéis vosotros, si es que lo hacéis. Porque estáis defendiendo a la empresa y nosotros los intereses generales de Castro”.

A Urrestarazu le ha dicho que “entre los problemas que tengo no estás tú” y le ha pedido que “te preocupes de tu partido que yo me preocupo del mío”.

La alcaldesa, Susana Herrán, también ha aludido a lo que va a suponer este pleno “en tiempo y recursos económicos, cuando el 29 de diciembre tuvimos una sesión ordinaria en la que podrían haber introducido este punto”.

Para Herrán, el PRC, “una vez más, intenta sacar un titular en esta estrategia de hacer oposición destructiva, injuriar, calumniar y desprestigiar al equipo de Gobierno, al PSOE y, de una manera más encarnizada, al concejal de Urbanismo, a mí y alguna portavoz de otro grupo municipal”.

Ha defendido que “el asunto del convenio suscrito con Eroski cuenta con 6 informes técnicos que avalan el hecho de que esa tramitación es impecable. Lo que pasa que igual no les gusta a los regionalistas lo que dicen esos informes porque a lo único que se han dedicado es a preocuparse de todo lo que pase en esa zona porque en ella está la fábrica de Gutiérrez, que es lo único que le interesa. Ya no engaña a nadie”.

Lo que tiene que ver con el saneamiento de Santullán “ya es para morirse. Tienen el rostro de venir a reprobar al concejal de Urbanismo cuando es concejal del PRC Julián Revuelta al que, como presidente de la Junta Vecinal, se le incoa una expediente de restauración de la legalidad urbanística porque ha hecho una obras en su pedanía sin licencia y sin autorización de la Confederación Hidrográfica. Y vienen a dar lecciones al resto de los miembros de la Corporación. Pidan la reprobación de su concejal y soliciten su dimisión”.

Ha dejado claro que “siempre hemos defendido el plan especial de la zona de Brazomar, y otros grupos municipales también lo han hecho”, al tiempo que ha reiterado que “es una intención redactarlo, pero aún no hay nada”. Ha explicado que “se trata de reorganizar esa zona y, en un futuro, sacar empresas del casco urbano y llevarlas a los polígonos industriales y aún estamos esperando que traslade la suya, que nadie se lo ha impedido”.

Ha aludido al mes de octubre de 2016 cuando, “siendo concejal del Ayuntamiento por el PRC, Jesús Gutiérrez firma con el entonces alcalde, Ángel Díaz-Munío, un convenio urbanístico de planeamiento. A partir de ahí, otros trámites firmados por él, cuando es edil y, al mismo tiempo, el primer interesado de que salga adelante como gerente de la empresa Conservas Lolín. ¿Dónde está su ética? ¿De qué nos vienen a dar lecciones?”. Para la alcaldesa “Jesús Gutiérrez no ha asumido que no va a ser alcalde ni que su convenio no ha salido adelante porque no ha obtenido los votos necesarios”.

Ha afirmado que “cuando dimitiste la pasada legislatura porque te falta un voto para sacar adelante el tema de la fábrica y tú no podías votar, no estabas mirando el interés general, sino el tuyo. Sólo os importa desprestigiar y tener un titular”.

Para Eduardo Amor (CastroVerde) “es triste la imagen que estamos dando todos. El enconamiento que tenemos es latente y poco vamos a resolver así los problemas de los ciudadanos”.

A partir de ahí, ha reconocido que “no faltan motivos para darle un tirón de orejas al concejal Alejandro Fernández” y se ha referido, entre otras cuestiones, al hecho de que “el asunto de la parcela El Ciprés ha estado un año tramitándose y, hasta último momento, no hemos sabido nada. O lo mismo con el decreto que da por cumplido el convenio con Eroski”.

Ha pedido al PSOE “que se dedique a gestionar y no se acuerde de CV cada vez que tenga un problema”.

Ha insistido en que “motivos para darle un tiro de orejas al concejal socialista los hay, pero no creo que sea el pleno un órgano para pedir una demisión. Si dentro del PSOE hay un código ético que revisa eso, yo no me voy a meter con ello y queda dentro de la mala praxis o errores y no vamos a pedir la dimisión. Que sea  el propio concejal o el partido que lo respalda el que decida lo que tiene quien hacer”.

Ha pedido “reconducir esto porque difícilmente vamos a resolver los problemas de los ciudadanos si estamos tan divididos”.