PODEMOS CASTRO PROPONE QUE LA CAMPAÑA ‘COMPRA EN CASTRO’ SEA SEMESTRAL

SOLICITAN QUE SE DISEÑE UN PLAN DE REACTIVACIÓN DEL COMERCIO LOCAL

290

Este viernes finaliza la campaña ‘Compra en Castro’, que destinaba 700.000 euros en bonos descuento para apoyar al comercio local. Desde Podemos Castro se ha realizado un seguimiento de la misma, incluyendo visitas a muchos de los comercios participantes y recogiendo impresiones de clientes, “que han mostrado en gran medida su satisfacción con los resultados y con el soporte ofrecido por la empresa que ha gestionado la campaña”, según informan en nota de prensa.

“También se han recogido los principales problemas que se han presentado, como las dudas iniciales, propias de algo novedoso en nuestro municipio, principalmente causadas por la brecha digital que afecta en mayor medida a la población de mayor edad. Problemas que se han ido solucionando satisfactoriamente sobre la marcha”.

Con estos datos, Podemos Castro enviará al equipo de Gobierno las conclusiones recogidas “y algunas sugerencias de mejora para futuras campañas, como la creación de una tarjeta monedero. Esta medida podría incrementar el gasto de la campaña, pero a cambio supondría simplificar y agilizar mucho los trámites. Además, ese gasto podría amortizarse con la convocatoria de nuevas campañas e incluso ser el embrión de algo más ambicioso, una tarjeta ciudadana con la que centralizar el uso de servicios municipales como biblioteca, transporte, polideportivos… algo que ya propusimos en nuestro programa electoral y que supondría una mejora en los servicios ofrecidos a los empadronados”, indica el concejal Alberto Martínez.

Así pues, desde la formación morada consideran importante repetir la experiencia, “creemos que esta iniciativa ha llegado para quedarse, cuando propusimos esta idea ya dejamos caer que sería idóneo hacer un par de campañas anuales coincidiendo con los meses más bajos de consumo, y eso parece ser lo que indican también las impresiones de los comerciantes”, ha añadido al respecto el portavoz de la formación.

“Este es un buen momento para volver al pasado, al pequeño comercio familiar y cercano que se estaba dejando sucumbir ante las grandes empresas, pero para ello es necesario impulsarlo con las herramientas del presente y la visión del futuro. Las ayudas económicas como bonos o subvenciones no son suficientes para solucionar el problema a futuro por si solas, por eso proponemos también que el Ayuntamiento de forma paralela plantee un Plan de acción más ambicioso que incluya, por ejemplo, facilitar herramientas para aumentar su competitividad, programas de formación y capacitación o colaboración en acciones comunes que potencien el consumo local, el producto de proximidad y la venta cruzada, entre otras medidas. Es algo que ya se hace en otros municipios y no podemos permitirnos quedarnos atrás”, concluye Alberto Martínez.