PODEMOS CASTRO SE PREGUNTA SI LA RED DE AGUA POTABLE ESTÁ EN CONDICIONES DE GARANTIZAR LA SALUBRIDAD PÚBLICA, POR SU ANTIGÜEDAD

402

Cartel Saneamiento Llovera (Podemos)

11 ENERO 2017 /

Tras los últimos sucesos relacionados con el suministro de agua potable, Podemos Castro Urdiales ha emitido un comunicado en el que solicita respuesta a dos interrogantes:

• ¿Cuántas de las tuberías de fibrocemento que conducen agua potable de las instaladas en Castro superan los 30/35 años de vida útil y supondrían un riesgo más que probable para la salud de la ciudadanía?

• ¿Está el Ayuntamiento de Castro en condiciones de certificar que la red de abastecimiento de agua potable del municipio observa las condiciones mínimas de seguridad y salubridad que garanticen la salud de la ciudadanía castreña?

Según Podemos, “se están produciendo incidentes cada vez más frecuentes y graves en la conducción y suministro de agua potable como el que sucedió este verano en la rotonda de Eroski o el día de Reyes a la altura del Castillo de Ocharan. Resulta que para modernizar la red de abastecimiento de agua potable se necesitan realizar, al menos, siete intervenciones por valor de más de cuatro millones de euros en tendidos muy viejos y potencialmente peligrosos construidos con fibrocemento. A la vista de estas incertidumbres que plantea el informe del Centro Nacional de Nuevas Tecnologías, Podemos Castro Urdiales solicita respuesta a las dos preguntas” antes indicadas.

La formación morada indica que “el Plan de Abastecimiento y Saneamiento del Gobierno de Cantabria, de mayo de 2014, establecía que Castro necesitaba, como mínimo, 9.506.823 euros en inversiones para abastecimiento de agua potable y 4.152.207 euros en inversiones para obras de recogida de aguas residuales. Pues bien, casi tres años después, de esos casi 15 millones de euros que debían invertirse en las 33 intervenciones previstas, tan solo se ha ejecutado una de ellas, el saneamiento del barrio de Llovera (Otañes), por importe de 142.067 euros” (señal de obra en la imagen).

Recuerda la formación política que “la distribución de agua potable con las garantías sanitarias exigidas y la eliminación progresiva pero definitiva de los vertidos de aguas residuales a los ríos de los que Castro se abastece para consumo humano ha sido un asunto baladí para las corporaciones anteriores, que estaban en otras cuestiones de urbanismo actualmente en diversos juicios largamente paralizados. Esperamos que no lo sea para esta corporación y aunque hemos tenido ejemplos que nos indican lo contrario como la excesiva demora en la rotura del barrio San Román o la falta de respuesta al informe que presentamos hace ya un año localizando y señalando cientos de vertidos en el municipio, aún se está a tiempo de reconducir la situación. Nos encontramos en una situación delicada jugando con la salud pública y el medio ambiente y nadie parece tener intención de comenzar a tomar medidas tendentes a solucionar este problema”.

Podemos recuerda que entre las 19 obras de abastecimiento que el Plan de Abastecimiento y Saneamiento del Gobierno de Cantabria, de mayo de 2014, establecía que Castro necesitaba, se incluían las siguientes:

– Sustitución de la línea de impulsión de fibrocemento y acero estirado de Brazomar: 180.000 euros.

– Sustitución de la línea de impulsión sondeo castaños de fibrocemento a fundición: 600.000 euros.

– Sustitución de la línea de impulsión Dombergón-ETAP de fibrocemento a fundición: 300.000 euros.

– Sustitución de parte de la impulsión de Mioño de fibrocemento: 400.000 euros.

– Sustitución de tubería de fibrocemento de 500 mm en el núcleo urbano de Castro Urdiales (fase 1): 860.000 euros.

– Sustitución de tubería de fibrocemento de 500 mm en el núcleo urbano de Castro Urdiales (fase 2): 840.000 euros.

– Sustitución de tubería de fibrocemento de 500 mm en el núcleo urbano de Castro Urdiales (fase 3): 904.422,74 euros.

TOTAL: 4.084.422,74 euros.