PODEMOS DENUNCIA EL ABANDONO DE LAS OBRAS “DEL CARÍSIMO DEPÓSITO DE AGUA DE LA LOMA” ADJUDICADO LA LEGISLATURA PASADA

488

Podemos Castro denuncia que “las obras del carísimo depósito de agua de La Loma, cuyo coste asciende a 1.732.528 euros, están paradas”.

En nota de prensa, la formación morada recuerda como “en septiembre de 2019 comenzaron las obras del depósito de agua de La Loma, ese depósito que, según CastroVerde, iba a impedir que en el juicio por los desmanes urbanísticos que se cometieron en ese lugar hace veinte años, el Ayuntamiento de Castro Urdiales resultara perjudicado por una sentencia desfavorable”.

Podemos Castro “se opuso desde el principio a este despilfarro de recursos públicos, porque el depósito nunca fue ni será necesario. Pues bien, diez meses después de comenzadas las obras, asistimos al enésimo fiasco/fraude de la obra pública en nuestro municipio. La mayor inversión municipal en muchos años está en camino de convertirse en el próximo esperpento de la tragicomedia local. En diciembre de 2019, tres meses después de comenzadas, las obras estaban en la situación que aquí se ve:

“Las obras de la alberca, que no es que hubieran avanzado gran cosa en estos diez meses, están paradas y el aspecto que presenta el lugar es que ahí no se ha trabajado mucho ni desde hace mucho tiempo. El día 14 de junio, seis meses después de la fotografía que se muestra arriba, esto era lo que había ‘crecido’ sobre el solar que debía ocupar el depósito: NADA”, sentencia Podemos:

Además, “esto es lo que hay en el solar que se empleaba para almacenar material y maquinaria: nada”, dice Podemos:

El suministro de agua para la obra, “que se articuló de una manera muy cutre, está roto por varios lugares. Por lo que se puede concluir palmariamente que en esa obra no trabaja nadie”:

Concluye la formación morada indicando que “estamos a las puertas de un nuevo escándalo mayúsculo en las finanzas y la obra pública municipal. Un depósito de agua que se construyó para maquillar las responsabilidades de algunos políticos y técnicos municipales, promotores y constructores, ya es motivo de una nueva vergüenza en el consistorio castreño”.