EL PP NO APOYARÍA EL PLAN ESTRATÉGICO “SI EL EQUIPO DE GOBIERNO REALIZA, COMO PRETENDE, MODIFICACIONES A LA REDACCIÓN DEFINITIVA DE LA EMPRESA”

PARA ANA URRESTARAZU "ESO NO SERÍA UN PLAN, SINO UN PROGRAMA ELECTORAL"

452

La concejala del PP, Ana Urrestarazu cree que “si se introducen modificaciones a la redacción final del Plan Estratégico, que la empresa redactora ya ha entregado, el documento no saldrá adelante en pleno”.

Y es que, todo hace indicar que el PRC y CastroVerde lo rechazarían, teniendo el PP la llave.

Como ha señalado la concejala en Castro Punto Radio, “la fase de incluir modificaciones ya terminó, el documento está finalizado y es el definitivo”. Por el contrario, “el equipo de Gobierno plantea ahora más de cinco páginas de modificaciones sacadas de su programa electoral y sin haber sido debatidas y consensuadas entre todos”.

Con todo, “no me parece un plan estratégico, que debiera contemplar una serie de líneas maestras sobre las que actuar, sino un programa electoral, ninguneando, por otro lado, el trabajo de una empresa especializada que se dedica a redactar planes de este tipo”.

En el pleno, que será el que dé o no el visto bueno al Plan Estratégico, el PP “apoyaría el documento que ha redactado la empresa, no las modificaciones que vengan después y que son programa electoral”.

Urrestarazu ha recordado cómo “nosotros siempre hemos defendido la necesidad de un plan de futuro para Castro  porque, dada la situación geográfica y económica del municipio debíamos tener un plan de futuro y unas líneas sobre hacia dónde ir”.

Todos los ciudadanos “somos conscientes de nuestras virtudes y también déficits y creo que ningún equipo de Gobierno ha sabido gestionar ese futuro y se ha ido hacia una política cortoplacista para un voto inmediato”.

El plan “era necesario para que, alguien desde el exterior, pudiera dar luz sobre lo que necesitamos y a ese problema económico que tenemos por la población flotante, que hace que tenga que haber simbiosis con el Gobierno de Cantabria, entre otros”.

El PP está de acuerdo con el documento de la empresa, aunque “viene a decir lo que ya sabíamos y lo que quizá esperábamos era una solución que, en realidad, no tiene nadie”. Entre otras cosas, la empresa redactora “desconoce que tenemos como vecinos a un País Vasco con un muro infranqueable y sin lazos de cooperación. Se habla, entre otras cuestiones, en el documento de la necesidad de un convenio sanitario que no es posible porque una parte no quiere”.

A partir de ahí, “están las intenciones políticas de llevar a cabo lo que contempla el plan y los odios y filias entre personas y partidos”.