EL PRC VOTARÁ NO AL PRESUPUESTO 2021 PORQUE “HIPOTECA EL FUTURO DE LOS CASTREÑOS SÓLO POR HACER UN MACROTEATRO Y PONERSE MEDALLAS”

EL CONCEJAL REGIONALISTA PEDRO FUSTE DEFIENDE QUE “ES EL MOMENTO DE QUITAR DEUDA Y ESTAR PREPARADOS ANTE LA INCERTIDUMBRE DEL FUTURO”

297

El PRC votará no a los presupuestos municipales de 2021. Así lo ha confirmado en Castro Punto Radio el concejal regionalista, Pedro Fuste. Tomará esta postura al entender que son unas cuentas “faltas de sentido común, ya que hipotecan el futuro de los castreños y nos llevan a la ruina”.

Y todo ello, según Fuste, “para ponerse medallas con un macroteatro que costará muchos millones, en un momento en el que es primordial destinar el dinero a otras cuestiones, como eliminar deuda y ayudar a los castreños que lo necesitan”.

Ha recordado que el Gobierno de España ha eliminado este año la regla de gasto y, por tanto, permite a los ayuntamientos endeudarse. “A diferencia de lo que están haciendo la mayoría de municipios de Cantabria, que es aprovechar para quitarse deuda, Castro no sólo no la amortiza, sino que la duplica, sumando a los 8 millones de deuda que tiene, un crédito de más de siete millones que se va a pedir”. Con todo, se pregunta “¿qué va a pasar cuando dentro de una año vuelva la regla de gasto y no podamos invertir porque no la cumplamos?”.

El presupuesto para 2021 “contempla un aumento de 15 millones con respecto al anterior aprobado en 2019. De ese incremento, apenas un 1% va a gasto social, unos 350.000 euros. Y al equipo de Gobierno se le llena la boca de decirlo”. Por otro lado, “hay que establecer un fondo de contingencia para necesidades imperiosas, y lo marcan en 35.000 euros. Es una locura”.

Ha insistido en que “no es el momento de pensar en un macroteatro, sino en quitar deuda para estar preparados en años venideros, que no sabemos cómo van a ser y cómo quedarán las economías de los ciudadanos”.

Fuste ha detallado que “se contempla la venta de una parcela en Cotolino por 4,8 millones, en un momento en el que las tasaciones están muy bajas. A eso se suma el crédito que se pide de 7 millones de euros y el remanente positivo de Tesorería de unos 6 millones. No sé lo que costará el teatro pero, de todo eso, calcula que unos 8 o 9 millones”. Reitera que “no es el momento y lo que hay que hacer es limpiar deuda y mirar por los castreños y sus problemas económicos. Estamos en un momento de incertidumbre que no nos permite endeudarnos”.

Preguntado por el balance que hace de lo que va de legislatura ha sido claro: “el equipo de Gobierno vende humo y falsas promesas desde que empezó. Trata de quedar bien con todo el mundo y así no funciona un ayuntamiento”.