PRIMEROS CONTACTOS ENTRE GESVICÁN Y CONSTRUCTORES PARA AMPLIAR EL PARQUE DE VIVIENDAS PÚBLICAS EN CANTABRIA

265

José Orruela candidato PRC

1 MARZO 2016 /

Gesvicán y el constructor Jon Loroño celebraron ayer la primera reunión para estudiar un posible acuerdo por el que este organismo del Gobierno de Cantabria adquiera viviendas de esta promotora con el fin de destinarlas a VPO. En ese primer contacto se puso sobre la mesa la posibilidad de adquirir una treintena que esta constructora tiene en Entrambasaguas, lo que podría ser extensible a Castro en futuros contactos.

El gerente de Gesvicán, José Orruela (en la imagen) ha confirmado en Castro Punto Radio ese encuentro “y otros que ha habido con promotores y con otro tipo de gente” pero “son sólo conversaciones para luego analizar los pros y contras y tomar una decisión correcta para los intereses públicos y del Gobierno de Cantabria”.

En este mismo sentido, ha añadido que toda esta tramitación “habría que hacerla en varias fases, pero hay que empezar por la base porque, hasta el momento actual, no había nada en ese parque de viviendas”. Por eso, pide paciencia ya que “esto va a llevar su tiempo”.

Ya informamos que el gobierno regional ha aprobado una aportación de 2 millones de euros para Gesvicán con el fin de financiar la compra, gestión y mantenimiento de viviendas destinadas, en régimen de alquiler, a cubrir situaciones de emergencia habitacional en municipios con mayor demanda, entre los que se encuentra Castro que, “de momento, contaría con dos viviendas compradas con este dinero aunque estamos estudiando que ese número se amplíe porque vemos que va a ser insuficiente”, según ha desvelado Orruela.

Desde el pasado 1 de diciembre está en marcha la Oficina de Emergencia Habitacional. Se ha creado un parque público de vivienda de alquiler para dar respuesta a esta oficina y el punto de partida han sido los 194 pisos que el Gobierno ha puesto a disposición de este parque. “Como vemos que va a ser insuficiente, se han aportado esos dos millones de euros de los cuales 1,5 será para comprar viviendas”, que podrían proceder de “promotores, entidades financieras, particulares o ayuntamientos”.

Habría inmuebles que Gesvicán adquiriría en propiedad pero, con el fin de ampliar ese parque, se acudirá también a la figura de la concesión de los propietarios por un periodo de tres, cuatro o cinco años. “Nosotros pagaríamos un seguro de reposición, para dejar el piso como estaba en el momento de recibirlo, y garantizaríamos el pago del alquiler a los propietarios, marcando una cuantía máxima”.

En este sentido, Orruela ha hecho un llamamiento “para que la gente ofrezca sus pisos vacíos para alquiler, contando con la seguridad jurídica y de mantenimiento que les daríamos porque, hasta ahora, los particulares eran un poco reacios a usar esta figura del alquiler por estos motivos”.

Todas estas viviendas serían destinadas a situaciones de emergencia habitaciones e irían destinadas a “satisfacer necesidades de gente que está sobre endeudada, que habita en infraviviendas o que es víctima de catástrofes naturales”.