EL PSOE “NIEGA CATEGÓRICAMENTE” QUE SUPIERA DE LA POSIBILIDAD DE QUE SE PRESENTASE UNA MOCIÓN DE CENSURA EN GURIEZO

PABLO ANTUÑANO AFIRMA QUE “HAY ALGO MÁS DETRÁS DE TODO ESTO Y CON EL TIEMPO SE SABRÁN LOS MOTIVOS REALES”

1125

El Secretario Ejecutivo para la Comarca del Agüera del Partidos Socialista, Pablo Antuñano, ha “negado categóricamente” que su formación política tuviera conocimiento de la posibilidad de que María Dolores Rivero presentara una moción de censura en Guriezo, como ella señaló ayer en declaraciones a Castro Punto Radio.

Es más, “en todas las reuniones celebradas, se le ha dejado claro que el PSOE no aceptaba ninguna moción de censura y se le ha preguntado explícitamente, ante los rumores que había, y siempre ha negado que tuviera intención de proceder de esa manera. Incluso dijo que estaba dispuesta a empezar de cero y tirar hacia adelante, llegando a firmar la ratificación del pacto de Gobierno”.

Antuñano ha reconocido que el partido “tenía conocimiento de que había diferencias del organización en el seno del equipo de Gobierno, pero como las tensiones que puede haber en el día a día de cualquier ayuntamiento”. Cree que “las mociones de censura son herramientas que contempla la Ley cuando hay una absoluta ingobernabilidad y, para presentarlas, tiene que haber razones de peso y no cuestiones menores. Lo de la administrativa del Consistorio Médico o el convenio del personal del Ayuntamiento no son motivo suficiente, como tampoco lo es el que haya diferencias en el seno del equipo de Gobierno porque se pueden solucionar. De hecho, los ciudadanos te ponen ahí para que soluciones cosas”.

Sobre el consultorio, ha explicado que “la administrativa no puede ser contratada por el Ayuntamiento como lo estaba, de forma externa al Servicio Cántabro de Salud, porque maneja expedientes de pacientes que no pueden ser vistos por personas no integradas en ese Servicio Cántabro de Salud”.

Con todo, los socialistas creen que “hay algo más detrás de todo esto y con el tiempo sabremos los motivos reales de la moción”.

Para Antuñano, “es la peor visión de la política el que una persona, como ella misma ha reconocido, decida sola en su casa y sin contar con su partido, pedir apoyo a la oposición para desbancar a su propia formación política. Es una aberración”. Ha añadido que “la propia Rivero se contradice cuando señala que nosotros sabíamos que existía la posibilidad de que presentara una moción de censura, para después decir que tomó la decisión ella sola en su casa”.

Rivero afirmaba ayer también no tener notificación alguna de la decisión del PSOE de expulsarla. Según Antuñano, “si una persona se encierra y apaga su teléfono, es imposible que le llegue ninguna notificación. Desde el principio hemos intentado contactar con ella para que diera una explicación y ha sido imposible. De todas formas, no puede decir que tenía total desconocimiento de las consecuencias de su decisión cuando reconoció que había leído en la prensa que estaba expulsada. Es una excusa insostenible”.

Ha criticado también que Rivero “use una enfermedad de forma tan banal y frívola para expresar un malestar en un equipo de Gobierno”, en alusión al momento en el que la ahora alcaldesa de Guriezo afirmó que “en una de las reuniones de partido, le dije al PSOE que si me obligaban a estar tres años más con el PRC y su alcalde, me entraba cáncer y me moría”.

Para Antuñano, lo que ha pasado en Guriezo “es algo negativo para el municipio” y “el tiempo dirá si los vecinos consienten esta moción”.

A partir de ahora, desde el PSOE “seguiremos defendiendo los intereses de los guriezanos y trabajando para ganarnos su confianza y traer inversiones del Gobierno regional”.

Ha respondido también por los dos integrantes de la Ejecutiva local del PSOE que Rivero decía que eran infiltrados del PRC. “Respondo por ellos y dejo claro que han trabajado por el bien del partido y han hecho campaña con nosotros”.

Imagen de archivo de Pablo Antuñano (a la derecha) con miembros del PSOE.