RAFAEL GÓMEZ (DYA) EXPLICA EL SERVICIO DE FACILITAR COMPRAS A PERSONAS MAYORES Y DE RIESGO

LA DYA SE HA COORDINADO CON UN GRUPO DE CIUDADANOS CASTREÑOS INTERESADOS TAMBIÉN EN PRESTAR ESTE SERVICIO

400

Como ya hemos informado, la DYA ha puesto en funcionamiento un servicio para poder ayudar a las personas de más edad o con factores de riesgo y que no tengan que salir de sus casas. Lo que se hace es realizar por ellos cualquier gestión que precisen, desde compras de productos de primera necesidad a recogida de medicinas en farmacias o recetas en centros sanitarios. Algo que se puede extender a otras cuestiones que vayan surgiendo.

Para ello, se lanzaba la comunicación el sábado y, “en paralelo, nos llegaban noticias de que un grupo de ciudadanos anónimos de Castro estaba llevando a cabo una actividad similar y contactábamos con ellos para coordinarnos y poner a disposición nuestros medios y nuestra central”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio el presidente de DYA Cantabria, Rafael Gómez.

La DYA y este grupo de ciudadanos anónimos lleva toda la mañana trabajando de forma conjunta y atendiendo las necesidades ciudadanas que se hacen llegar a través del teléfono 942 86 03 00. “Hay una personas en la central que recibe llamadas y deriva los casos a los voluntarios y así lo iremos haciendo en horario de 9:30 a 19:30”.

Las personas que colaboran con esta iniciativa van acompañadas por personal voluntario de la DYA y “les hemos dado unas pautas de actuación. Van protegidos con los correspondientes guantes y mascarillas porque las personas que requieren del servicio no salen de casa por estar en una situación de vulnerabilidad. No queremos exponerles a un riesgo que es el que se pretende evitar. Tenemos conocimiento y responsabilidad de lo que estamos llevando a cabo”.

Gómez ha explicado cómo funciona el servicio una vez se recibe la llamada telefónica. “A quién tiene posibilidad de redactar una lista de la compra se le pide que lo haga y que la deje, junto con el dinero, en la puerta de su casa cuando llamemos al timbre desde el portal. Lo recogemos sin que exista contacto alguno y vamos a realizar la compra.  Si el usuario no puede redactar esa lista, nos la dicta por teléfono y el proceso siguiente es el mismo que en el caso anterior. Para situaciones en las que la persona no pueda disponer de dinero en ese momento, se ha previsto que desde nuestra central se adelante esa cantidad hasta que después, cuando la situación se arregle, se pueda compensar”.