SALE ADELANTE EL PRESUPUESTO MUNICIPAL DE 2021, EL PRIMERO DE LA ACTUAL LEGISLATURA Y EL MÁS ALTO DE LA HISTORIA

LA ABSTENCIÓN DEL PARTIDO POPULAR PROPICIA LA APROBACIÓN DE UNAS CUENTAS QUE ASCIENDEN A 49.198.000 EUROS

307

El equipo de Gobierno ha conseguido sacar adelante el Presupuesto Municipal de 2021, el primero de la legislatura, con el apoyo de Podemos (9 concejales), la abstención del Partido Popular (2) y el voto en contra del PRC y CastroVerde (9) en el pleno celebrado esta mañana en el que se ha votado su aprobacion inicial. Empate roto por el voto de calidad de la alcaldesa.

El concejal de Hacienda, Pablo Antuñano ha defendido que “todos somos conscientes de la situación excepcional que atraviesa la sociedad y por ello, más que nunca, es necesario un presupuesto, el primero de esta legislatura y el más elevado jamás aprobado en nuestro Ayuntamiento, con 49.198.000 euros. Consideramos que son unas cuentas excepcionales para una situación excepcional. Es nuestra obligación impulsar medidas que ayuden a los sectores más castigados y a los ciudadanos que atraviesan dificultades para salir adelante en su día a día. No es momento de peleas políticas, sino de poner los recursos a disposición de los vecinos. Lo público debe ser el impulsor de las medidas que ayuden a salir de esta situación lo antes posible y que nadie se quede por el camino. Para eso, el Gobierno de España ha suspendido la regla de gasto, para destinar el dinero público a reactivar la economía”.

Ha añadido que es “un presupuesto real, ambicioso y expansivo, que atiende a las políticas sociales, al tejido económico, es solidario con las juntas vecinales con un 53% más de aportaciones, hace de Castro una ciudad sostenible, fomenta el empleo y combate el covid. Aumentan un 41% las partidas de carácter social, aumentan hasta 580.000 euros las partidas de ayuda de emergencia social, suben de 28.000 hasta 70.000 las partidas para el banco de alimentos, se recoge un aporte extraordinario para la Residencia Municipal, supone un ahorro de cerca de 600.000 euros para pymes y autónomos, con rebajas fiscales que se suman a los 1.3 millones del remanente de Tesorería con medidas que ya se están ejecutando”.

Además “incorpora una partida importante en su anexo de personal que da cobertura a la Oferta Pública de Empleo Ordinaria que dote de más efectivos a la plantilla municipal y a la Policía”.

Antuñano también ha mencionado que “tenemos un ambicioso plan de inversiones para que los castreños vean ampliados y mejorados los servicios”. Se ha referido, entre otras, a las intervenciones en el campo de fútbol de Vallegón, la Plaza del Mercado, el cargadero de Dícido, la recuperación del entorno del conjunto histórico de Santa María, la rehabilitación del quiosco de La Barrera, la mejora de las plazas, calles y parques infantiles o la adecuación integral de la zona de Arciseri.

El presupuesto “apuesta también por la Cultura y por contar con una infraestructura como el teatro municipal y el parking que dé servicio a toda esa zona, además de la regularización de todo el entorno que dé seguridad urbanística al futuro teatro y al centro de salud que construirá el Gobierno de Cantabria”.

Todo ello, “indirectamente, ayudará a que mejore la situación, aportando clientes a la hostelería o compradores a los comercios e incidirá en la mejora de la calidad de vida de los vecinos”.

Ha agradecido “la participación de todos los partidos en la mejora del documento que hoy se debate y, en especial, a Podemos por apostar por este presupuesto y apoyarlo”.

La concejal del PRC, Carla Urabayen ha comenzado su intervención dejando claro que “votaremos no porque no podemos ser cómplices de la ruina de nuestra ciudad, justo ahora cuando el futuro económico es incierto. Es un presupuesto falto de sentido común. No es el que necesitan los castreños, sino lo contrario. No se han preocupado por lo que necesitan los vecinos, sino lo que necesita el PSOE para vender su gestión”. El equipo de Gobierno “está siendo irresponsable. Deben asumir que están obligados a renunciar al proyecto que prometieron en campaña porque ahora es momento de otra cosa y no de endeudarse por el ladrillo”, en alusión al teatro. “Toca estar cerca del castreño y de sus necesidades”. Ha pedido que “dejéis de engañar a la gente y vender que aumenta la partida para gasto social, cuando la subida para ello es sólo el 1% de la cantidad en la que aumentan las cuentas”.

Ha criticado que “se gastan lo ahorrado y además piden un crédito de más de 7 millones y ponen en venta patrimonio municipal en el peor momento de su tasación”, en referencia a una parcela municipal en Cotolino.

Ha dejado claro que el suyo “no es un no por capricho, sino por aportar el sentido común que el equipo de Gobierno no tiene para evitar el endeudamiento y porque no es momento de ponerse de perfil, teniendo en cuenta que una abstención es como votar sí”.

Por parte de CastroVerde, Eduardo Amor ha dicho que el documento está equilibrado en gastos e ingresos. “Hablamos de unos 35 millones de euros ingresos habituales y, a partir de ahí, hay dos nuevos conceptos que incrementan enormemente las cuentas, como la venta de las parcelas por 4.7 millones y un préstamo bancario por algo más de 7 millones”.

En materia de gastos “nos vamos a 16 millones en personal, 14.5 en gasto corriente, 3 millones en transferencias corrientes, además de las inversiones, que son de unos 14 millones de euros y amortización de préstamos, que suponen 1.6 millones”.

Con respecto a la Residencia Municipal “se nos advierte en el informe de Intervención que se está haciendo una competencia desleal a otras empresas del sector y habrá que actuar en la subida de precios y, a la vez, bonificar a los usuarios que lo merezcan”.

Ana Urrestarazu (PP) ha resaltado en su intervención los apartados de personal, inversiones y créditos “porque es lo básico que debemos entender”.

En materia de personal, “después de meses de reuniones, se alcanza un acuerdo calificado como histórico, pero que lo ha sido porque es la primera vez en el Ayuntamiento que después de muchas reuniones y distintas versiones del anexo de personal, se llega a un acuerdo para no hacer nada. Lo único que se incluyen son unas plazas que, precisamente, van a favorecer la precariedad y la temporalidad, que es lo que se pretende evitar”.

Además, ha criticado que “no vemos el plan estratégico de personal que se puede aplicar mediante ese proyecto que ganó el Ayuntamiento y en el que se hablaba de los puestos del futuro”.

En cuanto a las inversiones, “las propuestas realizadas por el PP en las reuniones con el concejal de Hacienda, en su mayoría están recogidas. Más allá de eso, solo se sustenta con dinero y aquí viene la clave de todo lo demás, que es teoría, y el papel lo aguanta todo. Nos referimos al crédito de algo más de 7 millones y a hipotecar o no el futuro. Cada uno tiene que asumir si merece la pena o no seguir adelante. Para el PP, ése ha sido el debate durante estos días: valorar si los proyectos que creemos necesarios y que van a mejorar la vida de los castreños, merecen un acto de fe”.

José Mari Liendo (Ciudadanos) ha explicado que “llevo 10 años en el Ayuntamiento y hemos pasado de una deuda de 11 millones a unas posibilidades de inversión”. En este sentido “es una irresponsabilidad no aprovechar la situación actual para cubrir las necesidades de los vecinos”.

La capacidad económica “tiene que venir reflejada en su capacidad para afrontar las situaciones concretas, ahora en pandemia. Creo que se consigue que ni un sólo vecino se quede atrás con el aumento en las ayudas y las políticas de empleo”.

Es un presupuesto que “piensa también en las juntas vecinales, cuyos habitantes pagan sus impuestos y no reciben los servicios más básicos”.

Le gustaría, por otra parte, “que el presupuesto no se quede en una batalla personal del teatro contra el teatrillo. Se ha hecho hincapié en él, cuando siempre ha sido una necesidad que cubrir. Ahora parece que el teatrillo era bueno y el teatro es malo”.

Alberto Martínez (Podemos) ha afirmado que “es un presupuesto que contempla un crédito pendiente de 7 millones, que podría ser bastante menor en función de lo que se pueda hacer con el remanente de tesorería. Ante estas cifras, cabe preguntarse mucho y con preocupación qué hacer, pero hay que ponerse en el contexto de la situación de crisis y consideramos que es momento de hacer un esfuerzo por los ciudadanos. Hay que poner el dinero en circulación y sacar lo que tenemos en la hucha, que es para estas situaciones como ésta”. En este sentido “ha reconocido el mérito de contención de gasto de Corporaciones anteriores”.

En Podemos “hemos decidió poner por delante los intereses de los ciudadanos a los políticos y por eso lo vamos a apoyar”.

SEGUNDO TURNO DE INTERVENCIONES

En el segundo turno de intervenciones, tras un receso en la sesión plenaria, Antuñano ha defendido que el presupuesto “cumple todos los requisitos legales y ha pedido al PRC que sea coherente con lo que decía en la pasada legislatura cuando se aprobaron las cuentas. Afirmaban entonces que, por responsabilidad con los ciudadanos, votaban a favor y ahora dicen ‘no’, manteniendo todo lo contrario. Ahora defienden que hay que ahorrar y nosotros lo que hacemos en poner sobre la mesa todos los recursos para ayudar a los ciudadanos en esta situación de crisis”.

Ha preguntado a los regionalistas “cómo le van a explicar a los alcaldes pedáneos de su partido que no apoyan las cantidades asignadas en los presupuestos para las juntas”. Les ha pedido responsabilidad porque “están votando ‘no’ al aumento en las políticas sociales, a mejorar la calidad de vida de los vecinos, a intentar que se destruya el menor empleo posible o a reactivar la economía castreña tan dañada”.

Jesús Gutiérrez (PRC) intervenía en el segundo turno y le decía al PSOE que “lleváis más de 15 años votando ‘no’ a todos los presupuestos en este Ayuntamiento. Qué suerte que has llegado tú a poner sentido común a tu partido”, le decía a la alcaldesa. En la legislatura pasada “vosotros también votasteis no a cuestiones como la autoescala para los bomberos”.

Ha dejado claro que “no nos vais a tener en esa senda que os habéis marcado porque nunca estaremos al lado del despilfarro y el endeudamiento, que es lo que va a llevar a la miseria”.

Ha preguntado si “¿alguien me puede asegurar que vamos a tener un remanente positivo a futuro y que vamos a poder devolver la deuda sin tocar las partidas esenciales de servicios sociales, por ejemplo, o pondremos en peligro el pago a proveedores? La fiesta la pagan los castreños y no tenéis la certeza de cómo”.

Eduardo Amor ha afirmado que “todo el presupuesto se sustenta en la venta de unas parcelas y la disposición de un crédito. Ésa es la diferencia con el presupuesto vigente”. Según CV “se ha aprovechado la coyuntura actual y la eliminación de la regla de gasto para articular obras diciendo que eso es luchar contra el coronavirus. Hay un aumento de un 200% de lo que se destina a cemento. En la crisis de 2008 se apostó por obras y llevó a la ruina y ahora se hace lo mismo, con la diferencia que antes el dinero lo ponía el Estado y ahora el Ayuntamiento. Esto va a marcar los siguientes ejercidos, cuando la regla de gasto volverá y habrá que seguir pagando lo gestionado en este presupuesto y no hacer nuevas inversiones”.

Por eso, “difícilmente vamos a apoyarlo porque es una gestión irresponsable endeudar al Ayuntamiento para hacer obras. No es un documento social como merecía la ocasión y se apuesta por el electoralismo”.

Urrestarazu ha dicho que “los ciudadanos nos han colocado en la oposición y desde aquí también nos corresponde hacer cosas por los vecinos. Debemos fiscalizar y criticar, pero también aportar”. Ha recordado que el PP, cuando gobernó, “presentó dos presupuestos y algunos de los que están aquí votaron en contra y pero otros también se abstuvieron, al considerar que no estar de acuerdo con el documento no es motivo para votar en contra”.

Ha insistido en que “nuestras propuestas se han recogido en el apartado de inversiones y son proyectos que nos han aportado las asociaciones y vecinos, y traicionarlo es traicionar al partido y a las personas que pensaron que nuestro programa electoral era el mejor”. El PP “sólo tiene un pacto y es con los ciudadanos, y creemos que las propuestas del PSOE son buenas y necesarias y, si se puede y se quiere, no podemos oponernos y votar en contra de ello porque lo estaríamos haciendo de nuestro programa y de las personas que confiaron en nosotros”.

Liendo ha “alabado la evolución económica que ha hecho el Ayuntamiento en las ultimas legislaturas para poder usar un remanente positivo de tesorería”. En esta línea, “me parecería una pena que ahora que hay posibilidad de invertir, no lo hagamos”.

Por último, Martínez ha dejado claro que “no es el presupuesto de Podemos. Nos hubiera gustado que hubiera menos partidas destinadas a obras, pero hemos intentado que se metan algunas cosas cuyo reflejo en el vecino sea más directo, como los bonos de comercio o el plan de alquiler de viviendas vacías. Además, hay un aumento del gasto social y las rebajas fiscales a pymes y autónomos”.