SE MULTIPLICAN LAS COMPRAS POR INTERNET DE ROPA Y PRODUCTOS DEPORTIVOS

CCOO EXPRESA SU PREOCUPACIÓN POR EL INCREMENTO DE SERVICIOS Y PLANTILLAS EN LOS MISMOS HORARIOS Y HACE UN LLAMAMIENTO PARA POSPONER PEDIDOS QUE NO SEAN URGENTES

724

Desde la entrada en vigor del Estado de Alarma y el consiguiente cierre de tantos negocios y empresas, han aumentado significativamente las compras a través de Internet.

David Estévez, responsable de Transportes de CCOO en Cantabria y trabajador de Correos Express, señalaba en Castro Punto Radio que, respecto al año pasado por estas fechas, se ha producido un incremento de entregas de hasta el 20%, también en otras empresas del sector. Concretamente, el tipo de compras más habitual está siendo el de ropa y productos deportivos.

Precisamente Correos está centrando la actividad en su filial express, con lo que “a mayor volumen de trabajo, más trabajadores por metro cuadrado y más difícil mantener las medidas de seguridad que se han implantado. No solo supone el reparto de la mercancía y su clasificación en oficina, sino también una multiplicación de los servicios nocturnos que requiere ampliar el personal. Más mercancía en el mismo tiempo implica menores medidas de seguridad”.

Se han producido algunos contagios entre los trabajadores y otros que han tenido que guardar cuarentena. “En el reparto a domicilio es difícil determinar cómo y dónde se pueden producir los contagios”. También se han hecho llamamientos por un consumo responsable a través de Internet “porque estas empresas siguen abasteciendo a farmacias y centros sanitarios”. En algunos casos, dichos llamamientos no han surtido efecto y los empleados de estos servicios intentan adaptarse a la situación “adaptando los protocolos de entrega para una mayor seguridad, pero que a su vez llevan más tiempo. Los repartidores ya no insisten en que los clientes firmen la mercancía para evitar que las máquinas sean usadas por 100 personas diariamente. Se están certificando manteniendo la distancia, enseñando el DNI o dictando sus datos”.

Respecto al material de seguridad del que disponen estos trabajadores, Estévez indicaba que “lo están recibiendo con cierto retraso, y en las empresas más pequeñas la carestía es importante. Muchos de sus empleados son autónomos y se tienen que proveer a sí mismos ese material”.