SE REGISTRAN TRES CASOS DE SARNA EN LA RESIDENCIA MUNICIPAL, QUE EVOLUCIONAN FAVORABLEMENTE

HAY DOS TRABAJADORAS A LAS QUE SE LES ESTÁ HACIENDO SEGUIMIENTO AUNQUE, DE MOMENTO, HAN DADO NEGATIVO

412

El pasado 27 de abril se detectaron entre los usuarios de la Residencia Municipal tres casos de sarna que, desde entonces, se están tratando con una evolución positiva. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio el director del centro, Mariano Gutiérrez.

Como ha detallado, han tenido que ser sometidos a tratamiento y “están perfectamente controlados”. Desde el primer momento, “se aplicaron los protocolos correspondientes, consistentes en el tratamiento de la ropa a alta temperatura y la aplicación a los pacientes de una crema. Hay una primera fase y después una segunda de recuerdo para terminar el tratamiento. En ésa estamos ahora”.

Además de estos tres residentes, hay dos trabajadoras que han sido sometidas a pruebas. “En principio dieron negativo, pero es un proceso que lleva un periodo de incubación y serán necesarias revisiones posteriores. Una de ellas, que presentaba una sintomatología más acusada, está de baja laboral para evitar males mayores y esperando a ver cómo evolucionan los acontecimientos”.

Gutiérrez ha mandado un “mensaje de tranquilidad”, señalando que “esto un parásito, está todo controlado y, una vez se inicia el tratamiento, ya no hay posibilidad de contagio”. Aun así, “por precaución, se procura que los afectados estén, en cierto modo, separados del resto”.

Lo que tiene claro el director de la Residencia es que “el foco no lo hemos tenido nosotros. Parece ser que ha habido otros casos en Castro, somos un centro de régimen abierto y, a veces, es muy complicado controlar la propagación. Son fatalidades y circunstancias de las que no estamos exentos”.

En el momento en que se tuvo conocimiento del problema,  “aplicamos una actuación a mayores y la labor del personal ha sido totalmente profesional y diligente a la hora de intentar atajar esta situación”.

Ha insistido en ese mensaje de tranquilidad y ha dejado claro que “se está haciendo lo posible para que esto esté controlado”. Ha pedido disculpas a los familiares “por el trastorno que supone”.

Aunque “ésta no es una enfermedad de obligada comunicación”, la situación se ha puesto en conocimiento de la Dirección General de Salud Pública.

Y al respecto de estos casos de sarna, hemos hablado también con Jesús Arnaiz, médico y miembro de la Asociación de Familiares y Amigos de la Residencia. Están tranquilos porque “estamos viendo las medidas higiénicas que se han tomado, que han sido perfectas y muy por encima de lo que marcan los protocolos”.

Ha añadido que “no es una enfermedad importante y es superficial. Afecta a la piel y yo creo que no hay que darle demasiada importancia. Suele pasar de vez en cuando en centros de este tipo”.

Ha explicado que “un contagio suele ser externo, de alguna persona  sintomática que haya venido al centro, aunque no se sabe con total garantía cómo ha sido”.

El contagio “se produce por contacto y, por eso, lo más importante aquí es la higiene en las manos y el diagnostico precoz. Si alguien tiene alguna erupción o picor, sobre todo en pliegues de la piel, tiene que comentarlo porque, cuanto antes se diagnostica, antes se corta la cadena de infección. Una vez se da un caso, a las 24 horas de empezar a tratarlo, deja de ser contagioso”.