SEO/BIRDLIFE PRETENDE “FRENAR LA ABERRACIÓN” QUE SUPONE CONSTRUIR UN PARQUE EÓLICO EN EL CORDAL DE VENTOSO

EL COLECTIVO ECOLOGISTA DEFIENDE QUE “TENEMOS UN MONTÓN DE ARGUMENTOS PARA TUMBAR EL PROYECTO”

2384

El Grupo Local SEO/BirdLife en Castro Urdiales ha trasladado hoy en Castro Punto Radio su “total rechazo” a la implantación, en terrenos del municipio de especial importancia ambiental, de una industria eólica que contempla la colocación de 15 aerogeneradores de cerca de 90 metros de altura, prácticamente todos ellos en Cantabria y que afectarían de lleno al alto de Maya (615 metros), en Sámano, y al pico más alto del municipio castreño, Ventoso (726 metros), en el límite entre Santullán y Otañes. Además, se instalaría una línea de alta tensión de 220 kV desde el propio Ventoso hacía la subestación de Abanto, en Vizcaya, con la colocación de 26 grandes torres metálicas, casi la mitad de ellas en el municipio de Castro Urdiales.

Como han señalado Oscar Prada y Javier López, miembros de SEO, “llevamos un mes en estrecho contacto con Podemos y con el Ayuntamiento, contrastando información”. El objetivo de este grupo es “frenar esta aberración” y están convencidos de que, “si el Consistorio mantiene la posición que estamos palpando y se reitera la oposición a esta instalación en el mismo lugar en el que se intentó colocar otra hace siete años, se va a poder parar”.

Han trasladado que “se están presentado alegaciones y recursos en otras iniciativas similares en distintos puntos de España. Algunas se proyectan en lugares adecuados y otras no. De las más destacados en sentido contrario en la nuestra, una zona  con gran valor ambiental y señalada como tal en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Afecta de lleno a una de las partes de todo el planeta donde el alimoche tiene una de sus principales poblaciones y de las más sanas”. Además, “hay otras cuestiones como la flora, el patrimonio arqueológico, los pastizales, el ruido y el  impacto paisajístico, que sería gigantesco”.

Según estos integrantes de SEO, empresas de este tipo “osan presentar proyectos en lugares así porque ellos disparan con cartucho muchos tiros y a ver dónde cae de manera fructífera”. Prada y López han señalado que la empresa Green Capital Power “ha presentado un anteproyecto para esta zona muy precario, con falta de rigor técnico, donde se omiten informaciones ambientales de primer nivel, donde no se hacen alusiones al PGOU ni al patrimonio arqueológico”.

Han explicado que “hay una serie de sistemas de información geográfica que te dice qué zonas no están bajo el amparo de una figura de protección y, en nuestro caso, arrastramos el problema de que nuestra comarca, salvo en lo que tiene que ver con las Marismas de Santoña y los ríos, carece de Red Natura. Por ello, estas empresas pueden ver encaje de proyectos que van a estar menos limitados. En el papel se pueden plasmar las mayores aberraciones que, si luego los tramites y la falta de respuesta enérgica por parte de las administraciones, colectivos y sociedad, no lo frena, te puede estar promoviendo construcciones de este tipo fuera de lugar”.

Por suerte, “hace años nosotros hicimos trámites para incluir la comarca y la Montaña Oriental Costera en el inventario de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBA), de carácter internacional. La Comisión Europea obligó a España a incorporar a la Red Natura 2000 las zonas con IBA. Algunas zonas se incorporaron enseguida y otras, como la nuestra, están en esa línea. No obstante, al ser declaradas IBAS, ya están sujetas a esa directiva de aves y este tipo de empresas lo saben perfectamente”.

Desde SEO dejan claro que “tenemos un montón de argumentos ambientales que esgrimir y nuestra información es abrumadora y contundente para poder tumbar el proyecto de industria eólica”.

Por otro lado, “desde el Gobierno de Cantabria, hace años, se encargó a la Universidad de Cantabria y a la Sociedad Española de Ornitología un informe para establecer una zonificación eólica y, en esa planificación, la Montaña Oriental Costera quedaba, por supuesto, fuera. Vamos a ver qué postura tiene el Gobierno en esto también. Para empezar, tendrá que hacer un escrito de contestación diciendo qué parámetro debe cumplir este proyecto y qué garantías tendría que aportar la empresa para poder implantarlo. Ahí es donde la realidad ambiental y la normativa lo iba a tumbar sí o sí”.

Desde SEO lamentan que “nosotros estamos donde estamos y mucha veces nos tocan las verdes y no las maduras. El monte Serantes y otros montes de Vizcaya tampoco están en la Red Natura, pero me temo que ni se les ocurre poner los molinos allí, pese a que tienen más cerca el lugar donde va a ir la energía producida en Cantabria, que va a ir justamente ahí debajo”.

Este colectivo ecologista ha preparado un escrito para presentar al Ministerio para la Transición Ecológica, previo al periodo de alegaciones del anteproyecto, “con todos los análisis de los riesgos, propuestas para que todo lo que se pueda promover vaya con una garantía de falta de afección y mostrando nuestro malestar porque se quiera colocar esta industria en un lugar que tendría que quedar muy claro que tiene una realidad ambiental”.