EL SERVICIO DE SOCORRISMO EN PLAYAS CONTARÁ CON 32 TRABAJADORES, TRES EMBARCACIONES Y UNA AMBULANCIA

PARA LOS TRES PUESTOS QUE SE OFERTAN EN LAS 'PATRULLAS DE PLAYA' SE HAN RECIBIDO EN TORNO A 300 SOLICITUDES

602

El servicio de Salvamento y Socorrismo en las playas de Castro Urdiales se pone en marcha este próximo sábado, habiendo resultado de nuevo adjudicataria del servicio la DYA, que lo prestará durante dos veranos con posibilidad de ampliarlo por dos más.

No fue hasta ayer cuando el Ayuntamiento resolvió la adjudicación y, por tanto, se trabajará contrarreloj para que todas las contrataciones de personal y medios estén listas para el sábado. En este sentido, la experiencia de la DYA en años anteriores será un punto a favor “para poder seleccionar a la gente de forma rápida y contratar los medios para que todo esté listo y no haya ningún fleco. Los procesos están muy ajustados, pero creo que lo conseguiremos”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio José Merayo, integrante de la DYA.

Los interesados en formar parte de la plantilla de 25 socorristas pueden remitir, hasta el jueves, su curriculum al correo electrónico playas@dyacantabria.org, adjuntando título oficial de Socorrista Acuático en vigor y título para manejo de DESA en vigor. “Contaremos también con gente de años anteriores que han cumplido con un desempeño bueno en temporadas previas”, ha dicho Merayo.

Desde la DYA esperan que el jueves “podamos proceder a definir la plantilla de este 2020 al completo”. Para ello, “haremos un proceso comprimido, tirando de voluntarios para que nos echen una mano, teniendo en cuenta que otros años tenemos un mes para prepararlo todo”.

Como en ediciones anteriores, el servicio contará con esos 25 socorristas, “además de tres patrones de embarcación, dos embarcaciones semirrígidas en el agua y otra de repuesto y una ambulancia para uso exclusivo de las playas. Habrá dos técnicos en emergencias sanitarias, una persona encargada de la coordinación y que recibirá los avisos por radio y el responsable del servicio que velará porque se vayan cumpliendo las expectativas”.

Para esos perfiles “estamos recibiendo también curriculums, pero ya tenemos personal de otros años que ha trabajado bien y que son, además, voluntarios y cuentan por ello con un punto a favor”.

El presupuesto base de licitación del servicio fue de 330.000 euros anuales, impuestos incluidos. La oferta de la DYA “es más o menos la misma, con una pequeña rebaja. Las propias contrataciones de personal y medios se llevan buena parte del presupuesto”.

Como todos los años, se vigilarán las playas de Castro Urdiales y las zonas de costa del municipio, apoyando también con algunas intervenciones en el arenal de Sonabia, perteneciente a Liendo. “Este año nos da un poco de miedo porque, como van a estar controlados los aforos en las playas, va a haber gente que quiera ir a zonas que considere más tranquilas, lo que conlleva un riesgo aparejado en casos como el de Sonabia, que no tiene servicio de socorristas”. Por ello, “pedimos la mayor precaución por parte de los ciudadanos”.

En este sentido, “los socorristas van a requerir también colaboración por parte de los usuarios de las playas para cumplir las normas de seguridad y evitar la propagación del Coronavirus. Será un poco más complicado que en años anteriores, pero esperamos contar con la comprensión de la gente y su responsabilidad”.

En cualquier caso, la DYA gestionará también la contratación de lo que se han denominado como ‘patrullas de playa’. Tres personas que se encargarán de informar a los usuarios de las normas de convivencia y separación personal.

El proceso de recogida de curriculums también ha comenzado a través del correo electrónico empleo@dyacantabria.org. Los interesados deben ser mayores de 22 años, desempleados y se valorará dominio de la lengua inglesa, nivel conversación. “Para estos tres puestos hemos recibido ya en torno a 300 solicitudes. Nos gustaría dar trabajo a todos pero, lamentablemente, los puestos son los que son”.

Estos trabajadores recorrerán las distintas playas, con especial incidencia en Brazomar, Solarium y la zona del Matadero en Ostende “porque son las más pequeñas y en las que se aglutina más gente”.