EL SINDICATO APLB ALERTA QUE ESTE FIN DE SEMANA SOLO HAY DOS BOMBEROS DE GUARDIA EN CASTRO URDIALES

INDICAN QUE EN PRÓXIMOS DÍAS LA SITUACIÓN PODRÍA SER MÁS GRAVE, CON UN ÚNICO BOMBERO DE GUARDIA

526

La sección sindical de APLB (Asociación de Policía Local y Bomberos) de Castro Urdiales ha alertado, en un comunicado emitido este sábado, “del grave riesgo que corren en este municipio inseguro por falta de medios. Si a principios de mes, seis bomberos notificaban su intención de marchar a otra administración, ahora se añade el bloqueo en el presupuesto municipal de la partida económica para adquirir la auto-escala”.

Pero “no queda ahí la situación” para APLB: “este viernes y sábado, el personal de guardia (ya insuficiente con tres bomberos) ha pasado a ser de dos. Pero el equipo de gobierno de Castro Verde ya nos tiene acostumbrados al ‘más difícil todavía!!’ y, si la situación no cambia, habrá días con un solo bombero de guardia, empezando por la jornada electoral del próximo domingo 26”.

Para los bomberos, “el no figurar la seguridad en las prioridades del equipo de gobierno y el Alcalde, su falta de empatía e interés por buscar soluciones conjuntas a esta grave situación que afecta a toda la ciudadanía y que, desgraciadamente, parece que solo sufren directamente los Bomberos, está llevando al deterioro y desintegración de este servicio público”.

En febrero de éste año, un Juzgado de lo Social condenó al Ayuntamiento de Motril (Granada), “por poner en riesgo a sus Bomberos, al no cumplir la dotación mínima de guardia pese a los continuos requerimientos y denuncias públicas de los profesionales”.

La Sentencia establece que “es responsabilidad de la administración, dotar de efectivos suficientes a la Unidad Básica de Intervención que pueda garantizar como mínimo su propia seguridad”, así como que “el número de efectivos para la intervención, atiende a un doble
objetivo como es en primer lugar garantizar la integridad física de quien está prestando
servicios y de igual modo, preservar la seguridad de los ciudadanos”.

“De este modo, una dotación mínima de intervención que no se cubre con los efectivos
requeridos genera un déficit en cuanto a la observancia de Prevención de Riesgos Laborales al impedir que cualquier imprevisto pueda atajarse de manera solvente, incurriendo en una total falta de diligencia al potenciarse el riesgo de los bomberos en el ejercicio de su actividad”.

Por último, la sentencia deja claro al Ayuntamiento el “no poderse admitir que por motivos presupuestarios se mantenga una plantilla insuficiente que le impide cumplir con sus obligaciones laborales y sociales encomendadas y conlleve el incumplimiento fragante de las obligaciones adquiridas por la administración pública”.

“La similitud con la situación de Castro Urdiales”, para APLB, “es evidente”, y por ello concluyen el comunicado preguntándose: “señores gobernantes, ¿hasta cuándo seguirán jugando a la ruleta rusa con la seguridad de bomberos y ciudadanos?”.