SÓLO EL 10% DE LA POBLACIÓN CÁNTABRA SE HA DESCARGADO LA APLICACIÓN RADAR COVID

EL DIRECTOR GENERAL DE TRANSFORMACIÓN DIGITAL EXPLICA QUE, PARA QUE SEA EFICAZ, LAS DESCARGAS DEBERÍAN ESTAR POR ENCIMA DEL 20%

343

Hace varias semanas que está funcionando la aplicación móvil Radar Covid pero, por el momento, no está teniendo mucha incidencia entre la población de Cantabria. Como ha señalado en Castro Punto Radio el director general de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios de la Consejería de Sanidad, el castreño Santiago García, “se estima que lo han descargado en la región un 10% de personas y sólo con más del 20% se empezaría a conseguir eficacia”.

De hecho, “aún no se ha conseguido detectar, a través de esta aplicación, ningún positivo en nuestra comunidad autónoma”.

Por lo demás, ha explicado cómo funciona la aplicación, dejando claro que “es muy respetuosa con la privacidad del usuario, que en ningún momento está geolocalizado. Además, hace un uso muy eficiente de la batería”. Tan sólo es necesario “descargar la aplicación y mantener activo el Bluetooth. Si una persona da positivo en Covid, por parte de los servicios sanitarios se le entregará un código de 12 dígitos que deberá introducir. A partir de ahí, los ciudadanos que hayan estado más de 15 minutos a menos de dos metros recibirán una notificación en su teléfono de que son contactos estrechos de un positivo, para que se pongan en contacto con los servicios sanitarios y poder hacerse una prueba PCR”.

García ha hecho un llamamiento a los cántabros para que hagan uso de Radar Covid porque “ayudaría a identificar más rápidamente los contactos estrechos en estos meses en los que seguiremos con esta situación de pandemia hasta que haya una vacuna o un tratamiento”.

En cualquier caso, ha explicado también que, en Cantabria, “estamos destacando en lo que al rastreo de contactos se refiere a través de los conocidos como rastreadores que, a diario, se ponen en contacto y tratan de identificar a las personas que hayan sido contactos estrechos de un positivo”.

En lo que tiene que ver con el apartado de relaciones con los usuarios de este departamento, ha reconocido que “el principal cuello de botella tiene que ver con la Atención Primaria, que ya de partida tiene falta de profesionales”. Los ciudadanos se quejan de las consultas telefónicas, una medida que “trata de evitar las aglomeraciones en sitio cerrados y, de ahí, evitar las posibles citas presenciales haciendo una especie de triaje para identificar aquellas cuestiones que se puedan solucionar por teléfono”.

De todas formas, “es evidente que hay que tomar medidas adicionales” y, en este sentido y dentro de las competencias de este departamento, “queremos que la teleconsulta se pueda solicitar a través de internet para descongestionar también el canal telefónico porque la respuesta que estamos dando no es idónea”.

Por otro lado, “que el teléfono 900 del Covid se convierta en Salud Cantabria Responde para hacer una gestión completa de las necesidades de los usuarios y no depender para todo del Centro de Salud”.

Por último, se está trabajando también para que el sistema de atención al ciudadano “pueda hacer evaluaciones sobre la percepción que tienen los usuarios de la calidad del servicio”.

Imagen de archivo de Santiago García en los estudios de Castro Punto Radio.