TODOS LOS ESTAMENTOS QUE REPRESENTAN AL AYUNTAMIENTO CONSENSUARÁN LA POSTURA A LLEVAR A LA MESA DEL AGUA

298

Diaz Munio cuenta Comisión del Agua Ana Urrestarazu cuenta Comisión del Agua

5 MAYO 2016 /

La Comisión de Control y Seguimiento del Contrato del Agua celebrada ayer sirvió como primera toma de contacto y un punto de partida para establecer la forma de ir preparado a estas reuniones y hacer un seguimiento del contrato con todas las garantías. Así lo ha dicho hoy el alcalde de Castro, Ángel Díaz-Munío al tiempo que ha insistido en que, “como es un contrato, estamos hablando de dos partes (Ayuntamiento y Ascan Water Services) y, por lo tanto, hay intereses que no tienen por qué ser coincidentes y cada uno tendrá que ir a defender los suyos y a presentar las tesis que le son favorables”.

En esta misma línea, entiende Díaz-Munío que “para ir a esa confrontación, habrá que tener una preparación previa que implica un posicionamiento político primero y uno técnico después”. Con lo cual “lo que está claro es que a esta comisión hay que ir con los deberes hechos y esto supone que haya previamente una postura del equipo de Gobierno, una conjunta de la Corporaciones y un apoyo de los técnicos en lo económico y lo jurídico. Cuando tengamos completo todo este planteamiento, estaremos en disposición de tener claras las defensas que puede hacer el Ayuntamiento en cuanto a los términos de este contrato”.

Un posicionamiento que se consensuará con los diferentes grupos municipales a través de comisiones informativas. Las Juntas Vecinales, representadas en la Mesa del Agua pero que no tienen posibilidad de acudir a laS Comisiones Informativas, podrán plantear su postura a través del Consejo de Juntas Vecinales.

Esto es fundamentalmente lo que se decidió ayer en esa Mesa del Agua, que como recordó el alcalde, no se convocaba desde julio de 2010, pese a que en el propio contrato y en los pliegos de condiciones se establecía una sesión mensual. Ahora se retoma y tendrá una periodicidad mensual o bimensual pese a que el alcalde considera que “el procedimiento de hacer el seguimiento a través de esta comisión no es el mejor”. Y es que, “está formada por 17 personas, lo que de por sí y atendiendo al número, ya es difícil. Pero si cada una representa distintos puntos de vista, todavía se hace más difícil conseguir el objetivo de controlar y seguir el contrato”.

Durante la Comisión del Agua celebrada ayer no se habló nada sobre el asunto relacionado con la sentencia que obliga al Ayuntamiento a abonar a Ascan más de 5 millones de euros. “Ese tema no estaba en el orden del día”, ha dicho el alcalde, “y nadie lo sacó a colación porque creo que todos entendimos que no se puede discutir sin argumentos, sin un soporte jurídico y sin tener delante a nuestros abogados”.

Sobre la reunión celebrada ayer ha dado su punto de vista también la portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Ana Urrestarazu que ha coincido con el alcalde a la hora de señalar que “fue prácticamente una toma de contacto sin contenido explicito ni necesario. Simplemente era convocarla por primera vez para buscar esa periodicidad y, a partir de ahí, lo lógico sería convocarlas con un contenido consensuado entre las partes que representamos los intereses del Ayuntamiento y de los ciudadanos”.

Y es que eran 17 las personas presentes en la comisión “y no es muy práctico que tantas personas con intereses muy diferentes como Gobierno, oposición, técnicos, Ayuntamiento y Ascan, puedan acudir a una comisión sin haber puesto en común un punto de partida”.

Al igual que ha dicho Díaz-Munío, la edil popular tampoco cree que esta Mesa del Agua sea el foro en el que hablar sobre la reclamación económica de Ascán al Consistorio. “Esas cosas no creo que deban tratarse en este foro porque está el juzgado por el medio y tienen que estar los abogados”.