“TOTAL ÉXITO DE SEGUIMIENTO” EN EL REINICIO DE LA HUELGA DE TRABAJADORES DEL CASTROBÚS

429

El pasado jueves se reiniciaban los paros de los trabajadores del Castrobús de dos horas en turnos de mañana y tarde (en horario de 11:30 a 13:30 y de 20:00 a 22:00 horas), de manera indefinida todos los jueves y viernes no festivos. Desde el Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT) trasladan en nota de prensa el “total éxito de seguimiento con casi un 100% , salvo una trabajadora en ambos días”.

Añaden que “se han cumplido rigurosamente, sin ninguna incidencia, los servicios mínimos establecidos por el Ayuntamiento de Castro Urdiales”.

No obstante, “debemos denunciar ante la opinión pública las llamadas de la empresa a los trabajadores para que colocasen las cámaras de los vehículos, que son para verificar únicamente incidencias en la circulación y conducción, para controlar e identificar a los empleados que están para informar a los usuarios”.

También, “se ha registrado escrito a la empresa sobre otras deficiencias más de los vehículos en materia de prevención de riesgos y seguridad, así mismo, puesto en conocimiento de las mismas a la Policía Local y a la Guardia Civil por afectar también a los usuarios”.

Desde SCAT señalan, en cuanto a la voluntad negociadora de la empresa adjudicataria, Bus Castro S.L, y el incumplimiento de ciertos acuerdos alcanzados; que en realidad no quiere compromisos porque eso les obliga a reparar los vehículos, y no les compensa”.

La empresa adjudicataria “calculó mal o simplemente quiso quedarse con el contrato del servicio público de transporte urbano de este municipio bajando un 20 % la licitación inicial, comprometiéndose a cubrir el servicio con autobuses nuevos, colocar pantallas en las paradas, etc.. Llevan tres años sin cumplir, tres años echando un pulso a la corporación municipal, tomando el pelo a estos últimos, a la ciudadanía y a los trabajadores de la plantilla”.

Los empleados de la empresa concesionaria, “queremos hacer cumplir las normas laborales legales y pactadas en convenio colectivo y las normas de prevención de riesgos laborales y de seguridad, y como ciudadanos de este mismo Ayuntamiento, que se cumplan y se hagan cumplir rigurosamente las normas por las cuales la empresa Bus Urbano de Castro Urdiales SL (ALSA) accedió a la concesión”.

Las normas legales al respecto “disponen claramente que ante los adjudicatarios que no cumplen con el objeto del contrato, las Administraciones Públicas pueden adoptar medidas, por las cuales, pueden rescatar la concesión o hacer que la misma la desarrolle otra empresa mientras se licita otro pliego de condiciones para adjudicar a una nueva empresa el servicio de transporte urbano de Castro Urdiales”.