TRANQUILIDAD ENTRE LOS AUTÓNOMOS TRAS DECIDIR EL GOBIERNO QUE LA SUBIDA DEL SALARIO MÍNIMO NO SE VINCULARÁ A SU CUOTA A LA SEGURIDAD SOCIAL

121

17 OCTUBRE 2018 /

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que se recoge en la propuesta de Presupuestos Generales del Estado que ha hecho el Gobierno de España, había puesto en alerta a los autónomos, ya que ese incremento del SMI se vinculaba, entre otras cosas, a un aumento en la cuota de autónomos, que pasarían a pagar, de media, 420 euros más al año.

No obstante, la responsable de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Cantabria, Ana Cabrera, ha señalado en Castro Punto Radio que, finalmente, no será así. “Después de tres días de lucha de nuestros compañeros en Madrid, el Gobierno de España enmienda sus propios presupuestos y decide que la vinculación que hay del Salario Mínimo Interprofesional con la cuota mínima de autónomos no se va a repercutir”.

Por tanto, si se aprueban los Presupuestos, “el 1 de enero de 2019, el SMI se va a subir, pero no la cuota para el 85% de los autónomos de esta país, que son los que cotizan por la base mínima”.

Lo que aún es una incertidumbre es lo que sucederá con los autónomos que han formado una sociedad. “Eso está aparte y no se ha llegado aún a ninguna conclusión, por lo que no sabemos si se les aplicará el 22% correspondiente a la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Ahí sí que nos tienen que llamar a las asociaciones para pactar”.

Al respecto de esa subida del SMI y las repercusiones que tendrá para los autónomos a la hora de ofrecer empleos, Cabrera ha lamentado que “repercutirá en las contrataciones”. Y es que, esa subida del salario “implica una subida de todas las bases mínimas del resto de los grupos. Un millón de los autónomos de este país son empleadores y los gastos por contratado podrían subir hasta en 3.000 euros al año para los que pagan la base mínima”.

Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos entienden que “hay que subir salarios” pero recuerdan cómo “en 2017 se acordó llegar a 850 euros en 2020. Ahora estamos hablando de un 22,3% en apenas dos meses, lo que es inasumible para los autónomos”.

Al margen de este asunto, Cabrera ha insistido en la necesidad de bajar la cuota de autónomos “a aquellos que ingresan menos del Salario Mínimo Interprofesional y que son muchos”.

Imagen de la sede de la Seguridad Social en Castro.