URRESTARAZU ANUNCIA QUE, SI GOBIERNA, CREARÁ “UNA MACRO CARTERA SOCIAL QUE INCLUYA FAMILIA Y MAYORES”

LA CANDIDATA DEL PP A LA ALCALDÍA DE CASTRO APUESTA POR "CONCENTRAR TODOS LOS SERVICIOS Y ENTIDADES SOCIALES EN UN MISMO ESPACIO"

172

La candidata del Partido Popular a la Alcaldía de Castro Urdiales, Ana Urrestarazu, ha anunciado, en nota de prensa, su intención de crear una macro cartera social si logra llegar al Gobierno municipal tras las elecciones del 26 de mayo.

Dicha Concejalía, “que preferentemente ocuparía el PP”, vendría a sustituir a la actual de Asuntos Sociales y “abarcaría las competencias que hasta ahora ostenta, sumando las de Autonomía Personal, Familia, Igualdad, Mayores, Residencia Municipal y Sanidad”.

Esta nueva cartera, ha dicho Urrestarazu, “tendrá un papel fundamental en el nuevo Gobierno para garantizar la protección de todo aquel que lo requiera, con independencia de su edad, sexo y situación personal” y pasará a denominarse Concejalía de Bienestar y Salud.

Este anuncio se produce tras distintas reuniones, enmarcadas en la Ruta Social castreña, mantenidas por los populares con Cruz Roja de Castro, Adicas y la Asociación Cántabra Pro Salud Mental (ASCASAM), en las que se ha detectado, como punto de mejora común, “la necesidad de espacios más amplios para que los colectivos puedan desarrollar su actividad en las mejores condiciones”.

Sobre esto, Ana Urrestarazu apuesta por “concentrar todos los servicios públicos en materia social que presta el Ayuntamiento y a todas las entidades en un gran espacio, preferiblemente en el centro del municipio”. En este proyecto no se incluirían el Centro de Información a la Mujer y el Punto de Encuentro Familiar, actualmente ubicados en otras instalaciones, “atendiendo a la importancia de preservar el anonimato de los usuarios”.

Por último, la concejala del PP ha incidido en la idea de dotar de más recursos destinados a la protección de las personas, “pese a las limitadas competencias con que cuenta el Ayuntamiento de Castro en este ámbito. Hemos de mejorar notablemente las instalaciones de la Residencia Municipal, como ya se hizo entre 2011 y 2015; hemos de poner en marcha políticas destinadas a potenciar el papel de las familias, en cualquiera de sus variantes, como protagonistas de nuestro modelo de ciudad; y hemos de proteger a los menores con cualquier carencia y a nuestros mayores, ofreciéndoles un mejor servicio asistencial y alternativas de ocio y entretenimiento”.