VARIOS ALUMNOS DEL SAN VIATOR, ENTRE ELLOS CUATRO CASTREÑOS, TRABAJAN EN VARIOS COCHES PARA PARTICIPAR EN UN RAID SOLIDARIO EN MARRUECOS

528

Un grupos de 15 jóvenes, entre ellos cuatro castreños, estudiantes de 2º del Grado Superior de Automoción en el centro San Viator de Sopuerta, están trabajando en el acondicionamiento de cuatro coches con los que van a participar en el proyecto Uniraid, que les llevará con sus vehículos hasta Marruecos.

Sobre esta iniciativa hemos hablado en Castro Punto Radio con dos de los alumnos, Julen García y Diego Alfonso Alonso y con la responsable de Emprendimiento del centro educativo, Mertxe Santoveña.

Desde el mes de septiembre están trabajando en la puesta a punto de esos cuatro coches que deben cumplir una serie de requisitos. “Ser de motor 1.4 hacia abajo, tienen que tener más de 20 años y ser gasolina”, han explicado Diego y Julen. Se han centrado en el aspecto más técnico, pero también en la búsqueda de financiación para las piezas y herramientas de los vehículos, patrocinadores y en la difusión del propio proyecto. Todo ello, trabajando en equipo, resolviendo conflictos y dificultades que se presentan y conociendo “competencias que enriquecen y que les permiten adquirir conocimientos técnicos y sobre la asunción de riesgos”, ha señalado Santoveña.

El día 15 de febrero arranca ese Raid, con punto de partida en Tánger. Antes, tendrán que bajar en los propios coches hasta Algeciras donde tomarán el Ferry para llegar al lugar de salida. A partir de ahí, en un total de siete etapas, cruzarán Marruecos por el interior, atravesando el Atlas hasta el desierto de Erg Chebbi, donde harán entrega de material escolar. Y es que éste en, además, un proyecto solidario. “En nuestro caso, hemos elegido llevar material enfocado a los niños de 5 a 15 años. Ya que los poblados están bastante lejos de las escuelas y por los desiertos es difícil moverse, sobre todo en días calurosos, hemos decidido llevar bicicletas y materiales para repararlas. Hemos creado una cooperativa sin ánimo de lucro para ofrecer dos ‘Talleres sin fronteras’ de bicicletas para posicionarnos en las dos escuelas por las que va a pasar el raid y que los niños y los profesores puedan aprender pequeñas reparaciones de esas bicicletas”, algunas de las cuales han sido donadas. En este caso, el Gobierno Vasco ha financiado las herramientas y el material que se dejará en las escuelas para esas reparaciones.

A continuación, se dirigirán a Marrakech, donde harán un día de turismo y después regresarán a Tánger donde está el final del recorrido. A lo largo del mismo, combinarán conducción por carretera de montaña, pistas, dunas y arena. Dormirán tres noches en hoteles, cuatro en campamentos organizados en medio del desierto y una noche más rodeados de dunas.

Llevarán en el coche un GPS gracias al cual la organización sabrá en todo momento dónde están, “pero no tendremos este sistema para guiarnos en el recorrido, sino que contaremos con un mapa en el que nos pone las distancias y los lugares en los que tenemos que cambiar hacia unos grados de brújula, lo que también supone un reto”.

En los últimos meses han trabajado en conseguir financiación y siguen con ello. No en vano, la inscripción de cada uno de los coches a este raid supone 1.900 euros. Con ese dinero, “la organización se encarga de todas las medidas de seguridad y demás porque, una vez cogen el barco en Algeciras, la organización corre con todos los problemas que puedan surgir”, afirmaba Santoveña.

En cada coche están trabajando cuatro alumnos de los cuáles dos serán los que se desplacen a Marruecos.

Estos chavales han aprovechado también para hacer un llamamiento a las personas que puedan tener piezas de coches que no vaya a necesitar. Lo que más les urge es un radiador.