YA SE HA HABILITADO UN CARRIL REVERSIBLE EN LA A-8 A LA ALTURA DEL DESPRENDIMIENTO DE EL HAYA

LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO CONFIRMA QUE LOS TRABAJOS PARA RETIRAR EL ARGAYO Y AFIANZAR EL TALUD "DURARÁN SEMANAS"

797

La Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria ha habilitado un paso en la autovía A-8 para que los vehículos que circulen del País Vasco hacia Cantabria no tengan que desviarse por la carretera N-634 debido al desprendimiento de un talud que desde ayer afecta a la calzada de la vía rápida.

Se ha establecido un carril reversible desde unos metros antes del argayo hasta el inicio del viaducto de Ontón. Para ello, ayer sábado se abrió un hueco en la mediana y se extendió un capa de hormigón que debía de secar previamente a poder crear este nuevo carril, que se ha marcado con conos aprovechando uno de los tres de la calzada contraria.

De forma paralela, continúan las labores para despejar el material caído en el desprendimiento, aunque las actuaciones que habrá que realizar en el propio talud, que está dañado, podrían durar varias semanas.

Desde la Delegación del Gobierno explicaron ayer que el trabajo para retirar el desprendimiento y reforzar el talud afectado es “complejo” porque éste, aparte de lo que se ha caído, está “bastante mal” por las filtraciones de agua.

Por ello, no solo habrá que retirar el desprendimiento, sino también hacer otro tipo de actuaciones, que son las que pueden prolongarse.