LA ARQUITECTA ENCARGADA DEL PROYECTO DE RECUPERACIÓN DE LA MURALLA MEDIEVAL DE SANTA MARÍA DETALLA LAS INTERVENCIONES A EJECUTAR

8 ENERO 2019 /

Hace unos días hablábamos en Castro Punto Radio con uno de los arqueólogos encargados de realizar el estudio y sondeo de los restos del denominado Palacio del Rey y el tramo de la muralla medieval que se encuentra en el cerro de Santa María, en la zona oeste de la iglesia.

Una vez finalizado este trabajo, los dos arqueólogos implicados redactarán un informe de conclusiones que entregarán a la arquitecta encargada del proyecto para reparar y poner en valor ese entorno.

Precisamente esta arquitecta, Macarena Gutiérrez, ha dado detalles, en esta emisora, de las actuaciones que se pretenden llevar a cabo. Como ha explicado, “el proyecto lo quiero dividir en tres partes. La primera consistirá en la consolidación de la muralla, limpiándola, tratándola con unos morteros especiales y diferenciando las zonas”.

Después se llevará a cabo una intervención en la parte de extramuros “para poder hacer accesible el entorno a las visitas. Para ello hay que tratar el terreno, hacer un trayecto, unas zonas de observación y tratar la zona exterior del muro, que es muy alto y nos impide ver el yacimiento”.

La idea es que las personas “puedan acceder por una zona de tránsito en un camino paralelo a la muralla y luego recuperar las diferentes plataformas de las viviendas o talleres que había allí, porque también es importante que la gente sepa que no toda la ciudad estaba intramuros”.

Gutiérrez ha especificado que “hay un trozo de lienzo de muralla que está medio caído y un poco ladeado. Hasta esa zona no se va a poder llegar porque, en el momento que destapemos eso, puede venirse abajo”.

En este punto, la arquitecta ha dejado claro que “siempre tiene que primar la importancia de los restos y, por ello, será una intervención mínima, con los materiales más respetuosos para el entorno”.

La última parte consistirá en la “confección de los paneles explicativos para que los visitantes se hagan una idea de lo que había, porque queda poca muralla pero antes era muy extensa. Se cree que había dos murallas, la de la ciudadela y otra más grande que iba por la calle La Ronda”.

El de investigación “es un trabajo preciso y con mucha labor porque, desgraciadamente, no tenemos una bibliografía muy extensa de la historia de nuestra ciudad”, ha dicho Gutiérrez. No ha podido aportar plazos en cuanto a la redacción del proyecto a la espera, entre otras cosas, del informe que tienen que elaborar los arqueólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *