MANIFESTACIÓN EL PRÓXIMO DOMINGO CONTRA EL DERRIBO DEL HOTEL MIRAMAR ORGANIZADA POR UN “COLECTIVO CIUDADANO”

29 OCTUBRE 2017 /

El denominado Colectivo Ciudadano para Salvar el Hotel Miramar ha organizado una manifestación para solicitar el “Indulto” a la instalación que tiene orden de derribo.

Tendrá lugar el domingo 5 de noviembre, a partir de las 13 horas, saliendo de la plaza del Ayuntamiento hacia el propio Hotel. Según indican los organizadores “es una marcha pacífica y ciudadana que, en principio, la íbamos a hacer este domingo día 29, pero la autorización se nos hizo saber el viernes día 27 por la tarde, por lo que ya no disponíamos de tiempo material para poder divulgarla con las máximas garantías de asistencia, es por este motivo que la hemos pospuesto al día 5 de Noviembre, en las mismas condiciones”.

Este es el manifiesto que se leerá al final de la marcha:

” INDULTO AL MIRAMAR DE CASTRO URDIALES

La ciudadanía de Castro Urdiales ha visto con preocupación y muchas veces con frustración la desaparición paulatina de una buena parte de nuestro patrimonio cultural, especialmente de nuestro patrimonio arquitectónico que ha sido ejemplar en la evolución histórica de ciudad y del municipio de Castro Urdiales.

El edifico que ha albergado el hotel Miramar es una muestra de la arquitectura moderna Racionalista de principios y mediados del siglo XX digna de ser protegida y conservada, no solo por su singularidad y estética sino por las cualidades constructivas que testimonian uno de los mejores ejemplos arquitectónicos en el litoral cantábrico.

Sobre sus valores arquitectónicos se ha pronunciado el Grupo Alceda para la Protección del Patrimonio Cultural de Cantabria, y también el Colegio de Arquitectos de Cantabria que ha intentado que este edificio se declarase Bien de Interés Cultural.

Varios grupos políticos vienen haciendo desde hace años propuestas de diferentes usos con el fin de mantener el edifico para dedicarlo a fines de interés sociocultural.

Lamentablemente, ni la Dirección General de Cultura, ni el Ayuntamiento (a pesar de su empeño) han dado los pasos efectivos para su protección, y con ello salvaguardar este magnífico edifico para futuros usos que satisfagan las necesidades sociales, culturales o educativas de la ciudadanía de Castro Urdiales.

La aplicación de la ley de Costas es inexorable y si nadie lo remedia este edifico será demolido, con altos costes económicos para la sociedad… pero sobre todo con un incalculable coste para el patrimonio cultural, y para la memoria de una ciudad como Castro Urdiales que no debe permitir que la demolición del Miramar se una a la lista de edificios que nunca debieron desaparecer de nuestro paisaje urbano.

Si los grupos políticos y la ciudadanía en general hacemos votos para que se salve este edifico ¿cómo es posible que las administraciones no hagan todo lo que sea posible para que efectivamente sea salvado?

Es por lo que, “in extremis”, el COLECTIVO CIUDADANO PARA SALVAR EL MIRAMAR pedimos: que este edificio sea indultado.

Lo pedimos a la Dirección General de Costas (Ministerio de Medio Ambiente), a la Dirección General de Cultura del Gobierno de Cantabria, y al Ayuntamiento de Castro Urdiales, administraciones que tuvieron la responsabilidad de encontrar las medidas necesarias para proteger el edificio, y que ahora deben enfrentarse al sinsentido de su demolición, y evitarla porque así lo quiere la ciudadanía de Castro Urdiales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *