REPUNTE DE PRESENCIA DE RATAS EN CASTRO ESTE MES DE OCTUBRE CON MUCHOS MÁS AVISOS DE LOS HABITUALES

26 OCTUBRE 2018 /

Este mes de octubre está siendo especialmente complicado en cuanto a presencia de ratas en Castro Urdiales. El veterinario municipal, Alberto Domingo, ha señalado en Castro Punto Radio que “está habiendo bastantes más avisos de lo normal”, algo que relaciona con “ciclos que en ocasiones se producen y que, según nos señala la empresa que tiene contratada el Ayuntamiento para la desratización, está sucediendo en otros municipios”.

El aumento este mes en el número de estos roedores “puede tener que ver con el hecho de que haya llovido menos o que haya sido un año especialmente bueno para la cría o lo que sea”. Lo cierto es que “ha habido un repunte”. De esta forma, mientras que “siempre nos movemos en unos márgenes tolerables de uno o dos avisos a la semana”, en lo que va de ésta “llevamos unos 10”.

El veterinario ha insistido en que “es una cosa puntual” y ha enviado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. “Tenemos un servicio contratado que creo que es bueno y eficiente. Es normal que haya algún repunte porque las ratas tiene sus ciclos y ahora estamos en uno”.

Ha explicado que “se hacen controles semanales y todos los viernes hay desratizaciones programadas, además de que se atiende a todos los avisos puntuales que llegan de los ciudadanos” a los que ha animado a ponerse en contacto con el servicio municipal en caso de que detecta la presencia de roedores.

Pese a todo, “se producen esos repuntes porque el servicio es de control de plagas. El objetivo es ése y no la erradicación porque sería prácticamente imposible y no beneficioso ecológicamente”.

Desde el Ayuntamiento se tienen identificados los puntos negros, que son aquellos en los que se repiten los avisos. En este sentido, Domingo ha señalado que “es difícil, por ejemplo, que tengamos avisos en Cotolino, que es una zona de construcción nueva, que tiene buena red de alcantarillado y el técnico puede hacer bien su trabajo”. Por el contrario, zonas como la Plaza del Mercado, el
Barrio de los Marineros o las calles Siglo XX y Santander, “son puntos negros porque son entornos más antiguos y con redes del alcantarillado más viejas”.

Por otra parte están las juntas vecinales. “Muchas veces mandas al técnico y te dice que no puede hacer nada, que hay una huerta abandonada llena de zarzas o un chalet a medio construir y se crean madrigueras. Es muy difícil tratarlo porque la red de alcantarillado, en muchos barrios de las pedanías, es inexistente y lo que no se puede hacer es tirar veneno a discreción por las zarzas o donde sea. El técnico tiene que buscar puntos estratégicos y es complicado”, ha asegurado el veterinario.

Los venenos están catalogados y el uso es restringido dependiendo de dicha catalogación. De esta forma, “los hay para profesionales y lo aplican los técnicos que tienen licencia”. De cara al usuario, hay otros que se pueden adquirir en ferreterías, por ejemplo. Los ciudadanos “pueden y deben” acceder a ellos porque “el Ayuntamiento actúa en la vía pública que es donde tiene competencia pero, si en la zona privada no se ataca, no hacemos nada. Es importante poner veneno por la parte municipal y la privada”.

Venenos que “son de efecto retardado”, como ha explicado Domingo, “para que la rata no relacione la ingesta de esta sustancia con el sentirse mal y morir y que las compañeras no lo vean. Además, para que coman más y lo lleven a la madriguera a compartir con sus crías”. Pueden pasar “siete o diez días desde la ingesta hasta que surte efecto”.

El veterinario municipal ha resaltado también que “la Ley es más restrictiva ahora. Antes se permitía poder echar veneno en zarzales o en madrigueras y enterrarlo. Ahora no y eso limita, sobre todo, en pedanías”. Por eso, “estamos estudiando aplicar otras medidas, como nuevas trampas que se están desarrollando”. Y es que, además, “lo que se busca desde Europa es que la utilización de venenos sea la menor posible por el tema medioambiental”.

Imagen de archivo de un ejemplar de este roedor en el parque infantil de la Plaza Porticada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *