HASTA EL 10 DE JUNIO ESTÁN ABIERTAS LAS SUBVENCIONES REGIONALES PARA LA RESTAURACIÓN DE EDIFICIOS DEL CASCO HISTÓRICO

ESTÁN DIRIGIDAS A PERSONAS FÍSICAS, ASOCIACIONES O COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

296

La directora general de Patrimonio del Gobierno de Cantabria, Zoraida Hijosa, ha dado todos los detalles, en Castro Punto Radio, sobre las nueva línea de subvenciones regionales que se ponen en marcha para la protección de bienes inmuebles civiles.

Como ha explicado, “se subvenciona la conservación y restauración de inmuebles que estén dentro de conjuntos históricos declarados Patrimonio Cultural de Cantabria” (en el caso de Castro sólo el de la ciudad, no se incluyen las juntas vecinales) “o que por sí mismos sean Bienes de Interés Cultural o Local”.

Se destina a obras “que tengan que ver con la estructura externa del edificio. Por ejemplo, retejado, reposición y reparación del material de cubrimiento, conservación y reparación de ventanas, puertas y fachadas; o cambio o reparación de las carpinterías o canalones”.

Los beneficiarios serán “personas físicas o propietarios de los bienes, inquilinos si cuentan con el visto bueno de los propietarios, Comunidades de Propietarios, Comunidades de Bienes o asociaciones sin ánimo de lucro”.

El importe total que se destina a esta iniciativa es de 231.000 euros y cada solicitante podrá recibir el 50% del importe de la obra hasta un máximo de 30.000 euros. “Entran todos los gastos del 1 enero 31 de diciembre de este año. Si la obra se hizo en febrero, con presentar los documentos de justificación, también valdría”.

El plazo para solicitar la ayuda finaliza el 10 de junio. Los interesados deben presentar esa solicitud “a través del registro del Gobierno de Cantabria junto a una serie de información, como un documento técnico que diga el estado de conservación y las obras a realizar, fotos del edificio y un presupuesto desglosado para el que se solicita la subvención. Si es necesario contratar un arquitecto, los honorarios de este trabajador también entran dentro de la financiación y, del mismo modo, el IVA”.

Imagen de archivo de la rehabilitación de un edificio en el casco histórico castreño.