“EL 90% DEL TERRITORIO DE CANTABRIA ES RURAL Y CASI EL 80% DE LOS TERRENOS PRODUCTIVOS ESTÁN ABANDONADOS”

ASÍ LO SEÑALAN DESDE LA CONSULTORA DE INGENIERÍA ZWIT PROJECT, QUE HA ELABORADO UN PROYECTO PARA IMPULSAR EL MUNDO RURAL

917

‘Territorio Rural Inteligente’ persigue, entre otras cuestiones, usar los recursos propios y la tecnología para crear ecosistemas innovadores que permitan crecer de forma sostenible, dotando de eficacia a las infraestructuras para ofrecer nuevos servicios a los ciudadanos y crear empleo, impulsando el emprendimiento y atrayendo talento a Cantabria.

Se trata de una iniciativa que parte de la consultora de Ingeniería Zwit Project y hemos hablado en Castro Punto Radio con su director general, Raúl Santos.

Como ha explicado, “la idea surgió de ver las necesidades que tenía el medio rural para su desarrollo. Con el paso del tiempo y, ahora con la pandemia más, lo que pensamos que era una brecha entre el medio rural y urbano es un abismo en temas como infraestructuras, conectividad, servicios…”. Teniendo en cuenta que los integrantes de la empresa “venimos del  rural, en el sentido de que hemos hechos proyectos en el ámbito rural y otros de energías renovables, cuando empezaron a desarrollarse los proyectos de Smart Cities, pensamos que si eso funcionaba en las ciudades, por qué no implantarlo en el medio rural donde la necesidades son más abruptas”.

En esta línea, “comenzamos a pensar cómo la tecnología podría generar oportunidades de recuperación social y, sobre todo, económica. Además, Cantabria cumple requisitos muy relevantes porque es lo suficientemente pequeña y grande a la vez para que cualquier acción pueda tener repercusión en la dinámica de desarrollo de todo el territorio”.

Cuando se habla de desarrollo rural “estamos pensando siempre en un visión romántica del campo y parece que el agricultor y ganadero no necesita servicios de conectividad o movilidad. No es así, además de que ahí vive más gente que la que se dedica al sector primario y que necesita servicios que antes pensábamos que no eran de importancia. Todo lo que hablamos de digitalización es tan necesario como urgente en el medio rural”.

Ha insistido en que “es necesario que desde el territorio se establezca un liderazgo positivo y gente que tenga visión y voluntad de cambio para acometer problemas que son estructurales, ya no sólo en conectividad, sino en transporte o incluso en eliminación de cajeros o sucursales bancarias”.

Ha lamentado que cuando se habla de solucionar problemas de este tipo, los proyectos se centran en una cuestión en concreto. “Vamos a solucionar la conectividad de los jóvenes, o la de los mayores. Lo que hay que hacer es dar servicios universales y que la misma infraestructura sirva para dar acceso a internet a gente que, por circunstancias no puede acceder, bien sea joven o mayor”.

El del emprendimiento en el medio rural es otra de las cuestiones en las que se centra el proyecto ‘Territorio Rural Inteligente’. “Cuando vamos a un territorio, lo primero que analizamos son sus recursos y su identidad, que son generadores de oportunidades. Ver lo que falta y lo que redunda. Siempre pensamos que el turismo es el que tiene que sacar adelante el territorio y, ahora con la digitalización, podemos encontrar nuevos servicios que pueden impulsar estos desarrollos de forma conjunta, haciendo una planificación”.

Sin embargo, “en Cantabria, como pasa en otras zonas, no solemos hacer muchos planes estratégicos y son fundamentales para ver a dónde queremos llegar, porque el turismo puede converger como proyecto motor para otras cuestiones y el que lidere un cambio de sostenibilidad”.

Santos ha defendido que “si apostamos por el medio ambiente, que los proyectos tengan cohesión con el territorio y sean motores para tirar de la economía y buscar nuevos nichos de mercado y formación a los jóvenes en ellos”.

Ha contado cómo, “hace poco llego un equipo de mujeres emprendedoras que hacen cremas. Estaban comprando su materia prima fuera de España y vinieron a ver cómo podíamos ayudarle a ser más eficiente en este desarrollo. El 90% del territorio de Cantabria es rural y casi el 80% de los terrenos productivos están abandonados. Puede que un terreno que haya, por ejemplo, en la Junta Vecinal de Sámano, sirva para plantar rosas”.

Ahora en la pandemia “hemos visto que en el medio rural se vive muy bien y hay muchas oportunidades y que, con digitalización, se pueden hacer cosas muy interesantes e innovadoras”.

Desde Zwit Project están en contacto con el Gobierno de Cantabria “y en diciembre presentábamos el proyecto a la manifestación e interés de reto demográfico. Tenemos colaboración y hemos hablado con casi todas las consejerías, escuchando sus necesidades y cómo podríamos hacer un proyecto trasversal”.

Ahora, “estamos esperando a que acaben los trámites de los fondos europeos de recuperación y, en teoría, para febrero los proyectos deberían estar presentados en Madrid ante el Ministerio. Si esto va a buen fin, para antes de septiembre deberíamos estar con el proyecto aprobado y empezando a funcionar. Veremos a ver, pero creemos que es un proyecto interesante porque tiene visión innovadora e intenta cambiar el campo de juego de Cantabria, apoyándonos en las zonas rurales y la fuerza que podemos tener de hacer un desarrollo de ese territorio”.