ABIERTA LA CALZADA DE LA A-8 AFECTADA POR LAS OBRAS DE ESTABILIZACIÓN DEL TALUD EN EL LÍMITE CON VIZCAYA

LAS OBRAS ESTÁN "MUY AVANZADAS" Y LAS MÁQUINAS PUEDEN YA TRABAJAR SIN OCUPAR LA VÍA

450

La calzada de la A-8 en el límite de provincia con Vizcaya en sentido a Santander, afectada por las obras de estabilización del talud que se desprendió a finales de abril, se abre desde hoy al tráfico de forma permanente.

Las obras a la altura de El Haya, que está desarrollando la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), están “muy avanzadas” lo que permite que las máquinas puedan ya trabajar en otras zonas y sin ocupar la calzada.

Por ello, este jueves, pasadas las 13 horas, se han abierto al tráfico los dos carriles de la A-8 dirección a Santander y que, hasta hoy, se estaban abriendo los fines de semana, de viernes a domingo. Mientras, de lunes a viernes al mediodía, los vehículos tenían que circular por un carril de los tres de la calzada contraria y que fue habilitado al efecto, entre los puntos kilométricos 139,2 al 140,05.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha destacado la “celeridad” con la que se está actuando desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para “concluir esta obra cuanto antes” al tratarse de una zona con un elevado volumen de tráfico, con una media de 52.840 vehículos al día y de los que el 9,53% son pesados.

Quiñones ha recordado que esta actuación cuenta con una inversión de casi 4,5 millones de euros por parte del Mitma, que aprobó una declaración de emergencia para estas obras que “concluirán en las próximas semanas”.