EL ALCALDE DE MIOÑO LAMENTA QUE “ESTOY ATADO DE PIES Y MANOS PORQUE NO HAY DINERO Y LO POCO QUE TENEMOS NOS LO EMBARGA EL AYUNTAMIENTO”

ASIER LAFORGA CONTESTA A LAS CRÍTICAS DE LA ALCALDESA EN EL PLENO SOBRE SU GESTIÓN AL FRENTE DE LA JUNTA VECINAL

794

El presidente de la Junta Vecinal de Mioño, Asier Laforga, ha lamentado en Castro Punto Radio que “es una pena que la Junta quiera pagar su deuda al Ayuntamiento y el equipo de Gobierno no quiera cobrar”. Se ha pronunciado así después de que el pleno rechazara ayer adquirir bienes de la pedanía (un terreno en el Monte Cueto o el polideportivo Anita) para poner al día las cuentas de la Mioño, que arrastran una deuda de casi 1.700.000 euros, de los que 1.060.000 adeuda al Consistorio por la cesión de las infraestructuras del agua.

A partir de ahora, “esperaré a lo que suceda en los tribunales con la importante deuda que tenemos con tres acreedores y que sea el Contencioso de Santander el que marque la viabilidad de la Junta”. Mientras tanto, “yo seguiré trabajando por los vecinos en lo que pueda porque estoy atado de pies y manos” en cuanto que “no tenemos dinero y, además, el Ayuntamiento lo único que hace es embargarnos lo poco que tenemos”. Y lo último es que “hay cinco viviendas muy antiguas que tenemos en alquiler y de las que entran 500 euros al mes y los inquilinos han recibido una carta en la que se les pide que entreguen una copia del contrato al Ayuntamiento”.

Laforga ha insistido en la necesidad de “sentarnos y tratar de buscar soluciones”. Espera que “el Ayuntamiento recapacite y, entre todos, busquemos las vías. Yo estoy dispuesto a ello. Dinero no tenemos, pero sí bienes y hay que trabajar para encajar cómo se podría saldar la deuda con ellos”.

Ha recordado que “la deuda del agua lleva 10 años y no he visto que haya habido movimientos para solventarla”. Se ha preguntado “por qué se ha dejado tanto hasta el punto de que empezó siendo de 570.000 euros y ahora, con los intereses, alcanza 1.060.000 euros”.

Por lo demás, Laforga ha respondido a algunas de las afirmaciones de la alcaldesa ayer en el pleno. “Dice Susana Herrán que no hay ninguna investigación por parte del Tribunal de Cuentas, pero en enero de este año recibimos una carta de este tribunal  en la que comunica que se va a proceder a designar un instructor para investigar los hechos y determinar si pueden ser generadores de responsabilidad contable. Ese instructor fue designado en abril y requirió a la Junta los oficios del Juzgado, las sentencias dictadas desde 2012 y la deuda contraída. Yo entiendo que eso es claramente una investigación”.

También la alcaldesa criticaba que Laforga “no ha gestionado en estos dos años nada, y podría haber recursos hasta 714.000 euros”. Se refería, entre otras cosas,  a la reclamación de 500.000 euros a una empresa que debe esa cantidad a la junta, arrendar un piso por 350 euros al mes, la subasta del centro social por 500 euros al mes, o dos terrenos que tiene valorados en 120.000 euros.

Sobre los 500.000 euros, el presidente de la Junta Vecinal de Mioño ha recordado que “fue Herrán la que lo reclamó siendo alcaldesa de la pedanía, pero yo como vocal llevaba años solicitando una solución porque el dinero que se nos debía iba aumentando”. Ha trasladado que ese dinero “es una deuda que tiene con nosotros la cantera de Resámano”. A eso está ligado precisamente el famoso plan de pagos que la alcaldesa dijo que Laforga había dejado de cumplir. “Ella puso en marcha ese plan porque le obligó el Contencioso. Recibía de la cantera unos 3.000 euros al mes y con eso iba afrontando algunas deudas. Cuando llegué yo, la cantera pagó dos meses y dejó de hacerlo”. A todo eso se añade que Herrán “puso eso 500.000 euros como aval de la deuda y ahora también eso lo ha embargado el Ayuntamiento”.

Al respecto del bar social, “tengo tres carpetas con expedientes de denuncias de la última vez que estuvo alquilado sin permisos. Lo quiero sacar, pero hace falta dinero, al menos, para solicitar esos permisos porque yo si hago las cosas, las hago bien”.

Se refería la alcaldesa también “al piso vacío de la casa del maestro pero hay que reformarlo antes porque las ventanas se caen”.

En relación a los terrenos por 120.000 euros, “se ha hecho una nueva tasación y ya lo tengo en el notario, pero no coinciden los metros y se está mirando”.

También decía Susana Herrán que Laforga había despedido a los dos peones de la Junta, pero había contratado una asesora personal”. Al respecto, el alcalde de Mioño ha contestado que “si quieren llamarla asesora que lo hagan, pero es una abogada porque, con el estado de la junta y tantos procesos judiciales abiertos, tenemos que tener algo”.

Ha recordado que “la Junta siempre ha tenido abogados, a los que por cierto se deben más de 100.000 euros”. Ha mencionado también la adquisición de máquinas para el polideportivo por 60.000 euros “que tampoco se pagaron” y se ha preguntado “qué gestión hicieron los socialistas que no pagaban nada”.