EL ALCALDE DE ORIÑÓN CREE QUE EL GÁLIBO DE CONTROL DE ACCESO DE AUTOCARAVANAS A SONABIA “ESTÁ SOLUCIONANDO UN PROBLEMA, PERO VA A CREAR OTRO”

ALUDE A LAS FURGONETAS, “DONDE SE QUEDA LA GENTE A DORMIR Y NO ESTÁN PREPARADAS PARA LOS RESIDUOS QUE SE GENERAN”

887

El Ayuntamiento de Castro ha instalado recientemente, en la entrada a Sonabia, un gálibo de control de acceso de vehículos de gran tamaño, como autocaravanas, y así procurar una mejora en el tráfico y los aparcamientos en un barrio y playa muy frecuentados, sobre todo en verano.

De ello hemos hablado en Castro Punto Radio con el presidente de la Junta Vecinal de Oriñón, Guzmán Miranda, que nos daba más detalles.

“Está colocado donde empieza lo estrecho, a la altura del semáforo y la parada del autobús para que pueda dar la vuelta. Todavía no está operativo al cien por cien, y en el momento en el que se ponga un candado, tendrán llave las ambulancias, bomberos, vehículos de limpieza, servicios de emergencia, la propia junta vecinal y vecinos que tengan furgonetas grandes, a los que se les facilitará la llave. A partir de ese momento veremos si hemos solucionado un problema o hemos creado uno más grande, no lo sé, tengo mis dudas”, decía el alcalde pedáneo.

Como anécdota, el gálibo ha generado problemas esta mañana, “ya que un iluminado ha puesto un candado y todos pensábamos que se había cerrado, pero ha sido por fuera y no era efectivo, lo que ha creado dudas. El propio camión de recogida de muebles se ha dado la vuelta”.

También está pendiente que la Policía Local instale una señalización antes de llegar al gálibo, para evitar que los vehículos grandes no autorizados lleguen a ese punto y generen problemas de tráfico.

Decía Guzmán Miranda que, “estos días, aunque no haya entrado en funcionamiento el gálibo, las autocaravanas y furgonetas que lo ven ya se están dado la vuelta. ¿Solución? No pasarán las caravanas, pero van a seguir pasando las camper, las furgonetas que se usan como lugares para dormir, y eso no se va a solucionar, y no tienen el uso habitable como la autocaravana, con los problemas que se generan de residuos. Con lo que se soluciona un problema, pero nos está generando otro. Yo espero que si las furgonetas siguen accediendo se puedan colocar baños químicos, como hace tres años”.

En cualquier caso, “no se sabe cómo va a funcionar esta medida, ya que es un verano atípico por el mal tiempo”, recalcaba el pedáneo de Oriñón.

VERANO EN ORIÑÓN

En general, Miranda se quejaba que este verano “seguimos sin ningún tipo de servicios. Estamos llenos de botellones y fiestas ilegales sin que aquí aparezca nadie. Yo estoy de acuerdo con la Policía Local que no tienen recursos para hacer servicios, y la Guardia Civil se da una vuelta, pero no puede hacer nada, ya que no tienen competencia. El autobús de las 9 y media de la mañana marcha cargadito de gente joven todos los días, personas que han pasado la noche aquí, pese al toque de queda”.

En lo que a Sonabia se refiere, “el Ayuntamiento de Liendo sí que está actuando contra los botellones que se hacen en la playa”.

Foto: Muchocastro.com