ANA URRESTARAZU DENUNCIA “PACTOS OCULTOS CV-PRC QUE SÓLO BENEFICIAN A UNAS PERSONAS”

PARA EL PP, LAS INVERSIONES DEL PRESUPUESTO "SON LAS MISMAS QUE SE RECOGÍAN EN LA MODIFICACIÓN DE CRÉDITO APROBADA EN 2017 Y QUE NO SE HICIERON"

36

La candidata a la Alcaldía de Castro por el Partido Popular, Ana Urrestrazu, ha asegurado hoy en Castro Punto Radio que los castreños están “hartos” de las “mentiras de CastroVerde y del Partido Regionalista de Cantabria”, y está segura de que “lo pagarán en las urnas el 26 de mayo”.

Urrestarazu ha hablado de “juego de pactos ocultos entre ecologistas y regionalistas, que se inició tras la expulsión del PSOE del Gobierno municipal y que se ha vuelto a ver en la unión de votos de ambas formaciones políticas para sacar adelante el presupuesto”. En este sentido, afirma el PP que “han negociado políticamente a oscuras, al margen del resto de grupos y colectivos castreños y utilizando atajos para llevarlo a pleno, tal y como evidencia la desastrosa e infructuosa negociación con los sindicatos, a quienes se ha querido humillar”.

Según Urrestarazu, “nadie decide, a mitad de legislatura, romper un pacto y quedarse gobernando con siete concejales de 21. Esa valentía se debe a que hay cuatro votos del PRC con los que han contado, como se ha visto en los presupuesto con ese giro de los regionalistas apoyando las cuentas cuando dijeron que nunca lo harían si no había negociación con los sindicatos”.

La portavoz popular ha afirmado que “en lo que resta de legislatura vamos a ver muchas cosas que van a demostrar lo que ha ganado el PRC, aunque ya se palpa en la calle que aquí hay unos intereses que van y vienen. Hay proyectos que se han puesto encima de la mesa que benefician sólo a unas personas y nosotros no creemos en las causalidades”.

Urrestarazu ha hablado “del teatro o de convenios urbanísticos en los que están miembros del PRC. Cada uno tiene que saber cómo y a qué viene a la política. El PP lo ha hecho con las manos vacías, sin mochilas y sin deberle ni pedirle favores a nadie. Tenemos la libertad de decir lo que creemos de quién sea. No somos vendibles y no sé si todo el mundo puede decir lo mismo”.

Sobre el contenido del presupuesto municipal, el PP lamenta que “recoge la mayoría de inversiones que ya aprobamos todos por unanimidad en septiembre de 2017 con aquella modificación de crédito de 1,3 millones. Esas inversiones están, en su mayoría, sin hacer y vuelven al presupuesto”.

En materia de personal, “CastroVerde se ha limitado a sentarse con los sindicatos para decirles ‘esto es lo que voy a hacer’, y sin ningún tipo de diálogo. Eso es utilizarles para cumplir el expediente, cuando Castro tiene problemas importantes en muchas materias como Policía Local, Bomberos o Residencia Municipal, que ni siquiera se han querido abordar”.

Urrestarazu ha tildado de “estafa democrática” que se lleven a pleno unos presupuestos a punto de acabar la legislatura, afirmando que ecologistas y regionalistas únicamente buscan “amordazar a la siguiente corporación” con unas cuentas “heredadas, que no le permitirían hacer frente con urgencia a los verdaderos problemas de Castro”.

Sobre todo, cuando “CastroVerde ha estado casi cuatro años gobernando con los prorrogados de 2014, momento en el que había una situación económica completamente distinta a la de ahora”.

Ha defendido que, “después de la labor de gestión de la pasada legislatura, en la que se consiguió reducir la deuda de forma considerable, CastroVerde puede hablar ahora de remanente de tesorería positivo y de más flexibilidad a la hora de hacer un documento presupuestario”. Sin embargo, “no se ha trabajado en él y se ha querido vivir de las rentas y de lo prorrogado, lo que demuestra que no tenían proyecto de ciudad”. Y es que, “en la anterior legislatura, con una situación económica preocupante y un Plan de Ajuste, se hicieron dos presupuestos y los técnicos que había entonces eran los mismos que hay ahora”.

Tampoco le sirve a Urrestarazu “la excusa de Castroverde de que no se habían aprobado antes estas cuentas porque había una serie de sentencias que pagar. Eso no es así porque, en la pasada legislatura, teníamos un remanente negativo y cuando llegó la sentencia de Asonia, de más de tres millones de euros, el dinero que había para inversiones hubo que destinarlo a pagar esa sentencia. En este caso no ocurre lo mismo porque hay remanente positivo de 2017 y 2018 y los pagos judiciales que lleguen se pueden sacar de ahí”.

Precisamente sobre el remanente positivo de tesorería, para el PP “la valoración que hay que hacer es qué se hace con ese dinero”. En este sentido, ha preguntado “dónde están las inversiones”. Y es que, “es muy fácil ahorrar si no gastas. No digo que haya que tirar el dinero, pero hay que invertir, porque Castro tiene muchas necesidades”.