ASOCAS DONA A CRUZ ROJA 1.000 EUROS EN ALIMENTOS Y PRODUCTOS DE LIMPIEZA E HIGIENE 

LOS COMERCIANTES, MUY AFECTADOS ECONÓMICAMENTE POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS, RECONOCEN QUE, DE MOMENTO, "NO VEMOS LA LUZ AL FINAL DE TÚNEL"

676

En estas semanas de estado de alarma, las muestras de solidaridad se multiplican en nuestro municipio por parte de distintos colectivos y ciudadanos en general. En esta línea y, pese a ser un sector muy afectado económicamente por esta crisis del coronavirus, desde la Asociación de Comerciantes de Castro (Asocas) han querido hacer un esfuerzo por ayudar a los castreños que más lo necesitan y han donado 1.000 euros en alimentos a Cruz Roja.

Como ha detallado en Castro Punto Radio el presidente de este colectivo, Igor Alijo, “fue iniciativa de todos”. En primer lugar pensaron en ayudar con material sanitaria pero, “tras hablar con los centros de salud nos dijeron que, de momento, tenían material. Hablamos también con la Residencia Municipal y nos trasladaron que necesitaban 17 gafas y unas 32 mascarillas profesionales. Buscamos durante unos días pero fue imposible encontrarlo, asique nos centramos en la comida, que es algo que hace mucha falta”.

Los representantes de Asocas acudieron a un supermercado de Castro con miembros de Cruz Roja para hacer el pago de esos 1.000 euros en productos. Se adquirió, “amoniaco, champús y geles para higiene personal, lejía, huevos, patatas, arroz, leche y cacao en polvo”.

Alijo ha explicado que esa cantidad económica “la teníamos en la asociación porque ha habido ferias que no hemos podido celebrar y decidimos invertirlo en comida para la gente que más lo necesita”.

Al margen de este asunto, el presidente de Asocas ha hablado de la situación por la que está atravesando el sector. Ha reconocido que “no vemos la luz al final del túnel. Son muchas las cosas que se especulan sobre una posible apertura, pero nada es oficial ni claro”.

Ha lamentado que, “va a haber negocios pequeños como los nuestros que no podrán afrontar todo esto y tendrán que echar la persiana definitivamente. Son muchos pagos los que tenemos sin ningún ingreso y vamos a depender de las medidas económicas que se apliquen desde el Gobierno y que, de momento, no están siendo suficientes”.

Todo es incertidumbre ahora y cuando se abran los comercios “porque estamos viendo que va a haber unas restricciones fuertes y entendibles y va a haber también mucho miedo entre la gente y los potenciales clientes. Por tanto, aunque estemos abiertos, estaremos al 20% de actividad y todo eso hay que mirarlo. El Estado tendrá que ver cuánto ganábamos antes de esto y cuánto ganaremos después y equiparar los gastos a eso”.

En la imagen, Igor Alijo en local en el que Cruz Roja almacena los alimentos.