AYUNTAMIENTO DE CASTRO Y JUNTAS VECINALES DE SÁMANO Y OTAÑES HAN PRESENTADO ALEGACIONES AL GRAN PARQUE EÓLICO PROYECTADO EN EL CORDAL DEL VENTOSO

SE QUIEREN CONSTRUIR 15 AEROGENERADORES DE 162 METROS DE ALTURA Y 26 GRANDES TORRES METÁLICAS

1136

El Ayuntamiento de Castro Urdiales y las juntas vecinales de Sámano y Otañes, además de colectivos como CastroVerde, han presentado ya sus alegaciones, dentro del periodo de información pública, contra la solicitud de autorización administrativa previa y declaración de impacto ambiental del anteproyecto del parque eólico Maya, de 51,975 mW, y su infraestructura de evacuación, en los términos municipales de Castro Urdiales y Guriezo (Cantabria) y en Muskiz y Ciervana-Abanto (Vizcaya).

El proyecto contempla la instalación de 15 aerogeneradores, de 162,50 metros de altura cada uno, todos ellos en el límite de los municipios de Castro y Guriezo, y 26 grandes torres metálicas, casi la mitad de ellas en nuestro municipio. Está promovido por la empresa Green Capital Power SL, con sede en Madrid, y tiene un presupuesto de 52,7 millones de euros.

Tal y como nos ha detallado en Castro Punto Radio el alcalde de Sámano y concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Castro Urdiales, José Mari Liendo, “desde el ayuntamiento hemos hecho dos alegaciones, una desde el punto de vista urbanístico y otra medioambiental, y por otro lado, el viernes presentamos alegaciones conjuntamente Sámano y Otañes, basadas en el componente técnico de los funcionarios del Ayuntamiento”.

“La argumentacion de las alegaciones de las diferentes administaciones es la misma”, indicaba Liendo, “ya que los perjuicios son idénticos para la admnsitación local (Castro), como de manera más concreta en los trabajos que se pretenden desarrollar en las juntas de Sámano y Otañes”.

La empresa promotora de la industria eólica del cordal del Ventoso ha ofrecido una compensación económica a las juntas afectadas, lo que ha catalogado el alcalde de Sámano como de “miseria, 36.000 euros al año durante 25 años con posible prórroga de cinco más, que nos compesaría nunca, entendiendo que no hay dinero que pague esos monstruos allí instalados. Es una aberración destrozar una zona de especial improtancia para el municipio de Castro Urdiales. Hay que ayudar a la industria eólica, pero hay sitios mejores, no este”.

En cuanto al proyecto de Green Capital, “vemos circunstancias muy opacas, no hay un estudio completo del impacto contra la fauna ni en cuanto a los yacimientos megalíticos, ni en los trabajos de instalación del parque ni es las instalaciones concretas de los molinos. Tampoco está resuleto el tema de ruidos en función de cómo sople el viento. Hay muchas carencias por las que este proyecto no es viable”, sentenciaba el alcalde de Sámano y edil castreño.

Los trabajos de instalación de los aerogeneradores y la insfraestructura paralela “se desarrollarían por las vías de acceso de todo Sámano, y principalmente Helguera. Además, nos vemos influenciados por su radio de acción, con nueve torres en la pedanía. En Otañes se instalan otras dos torres más y una minisubestación eléctrica, que también tiene su perjuicio. En Sámano se trata de sacrificar el pueblo y el monte, ya que radio de giro de esos transportes especiales para llevar las palas o soportes son los que son, con lo que el impacto contra el monte entendemos que es muy grande, y por mucho que queden viales para otros usos, no nos compensa el transtorno para los vecinos”, recordaba Liendo.

Desde el punto urbanístico, se ha alegado que el suelo donde se pretende construir esta industria eólica está catalogado en el Plan General de Castro como “Suelo No Urbanizable de Especial Protección Ecológica. Nuestro Plan General no admite este tipo de trabajos. Se tendría que hacer una modificación del Plan con una actividad que entendemos que no es la idónea para ese terreno”.

El cordal del Ventoso, además, está en fase de incorporación a la Montaña Oriental Costera y a la Red Natura 2000, que es la máxima protección que se concede, a nivel continental, a espacios naturales.

Del Gobierno de Cantabria, ni Castro ni Sámano saben nada: “no nos han hecho ningún tipo de comunicación al respecto. Esperábamos alguna llamada por su parte, ya que los montes de utilidad pública están al amparo de la Dirección General de Montes, pero nada”.

En cualquier caso, “defenderemos nuestra postura hasta el último de los extremos”.

Imagen del cordal del Ventoso desde la cumbre de esa montaña, de 731 metros de altitud, donde se construirían los aerogeneradores.