EL AYUNTAMIENTO ENTREGA A LA CONSEJERÍA DE OBRAS LAS MODIFICACIONES SOBRE EL PROYECTO DE PUESTOS EN EL MERCADO

ADEMÁS, LA ALCALDESA Y EL CONCEJAL DE OBRAS PLANTEAN AL GOBIERNO REGIONAL UN TEATRO CON CAPACIDAD PARA 800 PERSONAS JUNTO AL PACHI TORRE

251

Tal y como estaba previsto, ayer se celebró en Santander la reunión entre el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, la alcaldesa de Castro, Susana Herrán y el concejal castreño de Obras, Alejandro Fernández, con el equipo redactor del proyecto de reunificación de puestos en el Mercado de Abastos. El objetivo del encuentro era proponer a esos redactores la introducción de los cambios que proponen los placeros y ver si estuvieran dispuestos a aceptarlos.

Como ha señala Alejandro Fernández en declaraciones a Castro Punto Radio, ese equipo “está abierto a introducir los cambios”. Ha destacado que “nuestra obligación desde el Ayuntamiento era trasladar las necesidades que planteaban los mercaderes para que esta obra, tan necesaria, sea lo más funcional posible y todos estemos a gusto con ella”.

Las cuestiones que se trasladaron ayer al equipo redactor “son las ya conocidas y de las que se ha hablado siempre, en cuanto a la forma de los frigoríficos, el tamaño de los puestos, la colocación de aquellos que son temporales, poner un sistema de control de accesos y que nos explicaran bien cómo habían proyectado el tema de la climatización”.

Con esas propuestas encima de la mesa, “ahora los redactores tienen que hacer un tanteo de qué implican esas modificaciones en el proyecto global y mandarnos las conclusiones para, con ellas, mantener una nueva una reunión con los placeros y decidir una alternativa final con la que todos estemos de acuerdo”.

El concejal ha explicado que “ya les hemos dicho que todo esto corre prisa y que nos gustaría que se hiciera en el menor tiempo posible”.

TEATRO FRENTE AL PACHI TORRE

Al margen de este asunto y sobre el proyecto de teatro en la explanada frente al polideportivo Pachi Torre, el concejal y la alcaldesa entregaron ayer a la Consejería de Obras el estudio de necesidades culturales del municipio. Un documento que el Ayuntamiento se había comprometido a elaborar para avanzar en las características que debería tener esa instalación para cubrir las necesidades del municipio. A partir de ahí, “poder valorar el coste que tendría” y seguir dando pasos en la modificación del convenio que existía entre el Consistorio y la Consejería para ejecutar la obra en el Ágora, que se ha decidido descartar.

Ese estudio de necesidades “habla de un teatro de unas dimensiones adecuadas, que podría llegar a tener una capacidad para 800 personas. Se señala también que la parcela permite tener disponibilidad de espacio para el edificio, una zona de esparcimiento alrededor, un parking subterráneo y espacios para el Conservatorio y la escuela municipal de música y para otra serie de servicios”.

El edil ha explicado que “es la versión inicial y después llegará el proyecto para introducir detalles. Será un proceso largo y se ira modificando sobre la marcha, pero hay que tener unos objetivos iniciales, que son los que hemos plasmado con intención de que sea un teatro que cubra las expectativas de un municipio de las características e importancia de Castro”.