EL AYUNTAMIENTO REDUCE EL TAMAÑO DE LAS TERRAZAS DE HOSTELERÍA “PARA MEJORAR EL ACCESO DE LOS VECINOS EN LAS ZONAS PEATONALES”

1162

El Ayuntamiento de Castro regulará la situación de las terrazas de hostelería del municipio, “debido a que actualmente la pandemia experimenta una mejoría sustancial, y por otro lado, a las numerosas quejas de vecinos por el excesivo uso de las terrazas que han hecho algunos locales”.

Como señala la alcaldesa, Susana Herrán, en nota de prensa, “desde el primer momento de la pandemia y el tiempo de restricciones, nos reunimos con el sector de la hostelería para tomar medidas con el objetivo de paliar los efectos de la crisis sanitaria. Comenzamos con la ampliación de las terrazas cuando las restricciones permitían porcentajes muy bajos de ocupación y una distancia social elevada”.

Además, “trabajamos desde el primer momento en ayudas directas a los sectores que peor lo estaban pasando, entre ellos, hostelería. Ayudas que fueron recibidas para impulsar y contrarrestar el golpe de los meses de confinamiento”. Finalmente , y con el objetivo de impulsar al castigado ocio nocturno, “permitimos su apertura, a través de licencias temporales, como bares y cafeterías para poder ejercer su actividad en horario en el que sí estaba permitido, ya que se había decretado el cierre total del ocio nocturno”.

Todas esta medidas “destacan el apoyo y la colaboración continua del Ayuntamiento y de este equipo de gobierno con la hostelería y el ocio nocturno. Una colaboración que ha existido y que seguirá existiendo”.

Después de todas estas medidas, “el tamaño de las terrazas ha sido incumplido por una pequeña parte de los locales, procediéndose a una ocupación abusiva de la vía pública con mesas y sillas. En muchas ocasiones, ocupación que impedía el acceso de los vecinos portales, locales, etc”.

Por todo ello, “y a pesar de que el Ayuntamiento ha sido flexible y ha dejado trabajar en momentos complicados, los responsables de las terrazas que se excedan de lo que les corresponde e impidan acceso a zonas que deben estar totalmente despejadas, serán informados por la Policía Local en primer lugar, procediendo a sancionar si no cesan en esa actividad”.

El objetivo de esta medida, “es volver a la normalidad que todos deseamos, una vez que la situación de la crisis sanitaria está muy estable y a la baja. Además de buscar un equilibrio entre el derecho a trabajar y la convivencia con los vecinos”.

Por último, la alcaldesa pide, “la máxima colaboración a los locales de hostelería con el cumplimiento de las directrices que se les haga, si es necesario, por parte de la Policía Local para conseguir la mayor convivencia entre todos”.