EL AYUNTAMIENTO SACARÁ A LICITACIÓN LA GESTIÓN DE LA ESTACIÓN DE OTAÑES COMO ALBERGUE RURAL

733

El Ayuntamiento de Castro Urdiales informa que ha sacado adelante un pliego para licitar el edificio de la Estación de Otañes, en la vía verde de Castro-Traslaviña y en pleno Camino de Santiago del norte, para que pueda ser gestionado como albergue rural, fomentando así una actividad económica y empleo en este enclave estratégico.

El edificio pasó a ser municipal, junto con el viario del antiguo ferrocarril de Traslaviña, en 1974, siendo residencia de una familia hasta la década de 1990. A partir de entonces, el Ayuntamiento acometió diversas reformas sin darle un uso concreto.

Desde el Consistorio se recuerda que en 2008 se redactó un proyecto de rehabilitación para destinarlo a albergue, “que costó casi 40.000 euros, y en los años posteriores fueron acometiéndose diversas obras mediante los programas de desempleados dirigidos por la Escuela Taller, sin conseguir abrirlo”.

No fue hasta mediados de 2017 “cuando se descubrió que el inmueble no contaba aún con autorización de la CROTU (Comisión Regional de Urbanismo) para su uso como albergue, ya que se encuentra en suelo rústico, y para su legalización se debió recuperar de la Consejería de Vivienda el proyecto firmado, puesto que el Ayuntamiento ya no disponía del mismo, obteniéndose la preceptiva autorización en julio de 2018”.

A partir de entonces, se ha realizado un estudio de costes de la actividad y redactado un pliego para licitar la concesión del edificio, de 225 metros cuadrados útiles en 3 plantas, como albergue rural por 15 años y prorrogable hasta 10 años más, con un canon mínimo de 4.400 euros anuales. Los interesados tendrán 30 días para presentar sus ofertas a partir de su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria, prevista para esta semana. Se deberá  adjuntar un estudio de viabilidad.

Además la concesión prevé la ampliación a bar-restaurante, previa tramitación de la licencia oportuna.

Recordemos que este nuevo albergue rural, en pleno Camino de Santiago, se ubica a muy pocos kilómetros del albergue de peregrinos que el Gobierno regional está construyendo en Santullán.