EL AYUNTAMIENTO TRAMITA UNA ORDENANZA PARA GRAVAR A LAS COMPAÑÍAS ENERGÉTICAS POR LA OCUPACIÓN DE VUELO Y SUBSUELO DE DOMINIO PÚBLICO

492

El Ayuntamiento de Castro pretende aprobar una nueva ordenanza fiscal que gravará con una nueva tasa a las redes de distribución de energía por la ocupación del vuelo y del subsuelo en terrenos de dominio público.

Como ha explicado en Castro Punto Radio el concejal de Hacienda, Pablo Antuñano, “si se aprobara esta nueva ordenanza, implicaría que a partir de 2022 todas las empresas energéticas que sean propietarias de los tendidos eléctricos y canalizaciones de hidrocarburos y electricidad tendrán que abonar una tasa anual por la ocupación que esas redes realizan”.

Aunque sea el Ayuntamiento el que haya iniciado esta tramitación, “los mayores beneficiados de la aprobación de esta tasa serán sus Juntas Vecinales, ya que serán ellas las receptoras de las cantidades abonadas por las empresas energéticas”, ha explicado el concejal del área, Pablo Antuñano.

Este Ayuntamiento, “sigue apostando por sus pedanías, en esta ocasión, colaborando en el aumento de sus ingresos”. La cantidad estimada que recibirían el Ayuntamiento y las juntas vecinales es cercana a los 115.000 euros anuales. “Son estimaciones, pero estamos hablando de que, por ejemplo, Otañes recibiría unos 50.000 euros por el tendido eléctrico o Sámano 14.000 y Santullán 20.000 por las canalizaciones de hidrocarburos. Esto todos los años”.

Antuñano espera que esta iniciativa, que pretende llevarse al próximo pleno ordinario, “sea apoyada por el resto de grupos políticos” y confía en que “el no a la creación de una partida de 450.000 euros para inversiones en las pedanías en el pasado pleno no se repita con esta nueva iniciativa. No sólo vale hablar de su compromiso con las Juntas Vecinales, lo que toca es hacer”.