CANTABRIA ESPERA SUBIDA DE CONTAGIOS COVID AL MENOS DOS SEMANAS Y SE PREPARA PARA LA NUEVA “ONDA”

EL CONSEJERO DE SANIDAD SEÑALA QUE "YA SE CONTABA" CON ESTE AUMENTO, AFIRMA QUE LA SITUACIÓN EN LOS HOSPITALES ESTÁ "CONTROLADA" Y PIDE "TRANQUILIDAD"

536

El consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, prevé que el incremento de casos de coronavirus que se está registrando en la comunidad autónoma se prolongue al menos durante dos semanas -ésta y la próxima “seguro”-, ha dicho, y se trabaja en algunas medidas en los hospitales para intentar que esta nueva “onda” no altere la funcionalidad en los hospitales.

Así, y teniendo en cuenta la experiencia vivida durante la anterior ola -la de omicron-, Sanidad intenta “rediseñar” los circuitos en los hospitales para que el funcionamiento de los hospitales se vea afectado lo menos posible.

Pesquera ha señalado que la Consejería “ya contaba” con que con motivo de la Semana Santa se iba a producir un repunte de contagios y ha asegurado que la situación en los hospitales cántabros está por ahora “controlada”.

Pese al aumento de contagios y de la incidencia de mayores de 60 años a 14 días hasta los 613 casos por cada 100.000 habitantes, el consejero ha hecho un llamamiento a la “tranquilidad” ante este incremento que, según ha dicho, “es la causa normal del contacto de la gente porque en vacaciones se mueve más”.

“No es para asustarnos”, ha afirmado Pesquera, quien ha señalado que se trata de “otra onda más”. En este sentido, ha reconocido que “no se sabe” a qué nivel de contagios puede llegar esta nueva onda. “Esperemos que no sea como la anterior de omicron”, ha deseado.

“EN ALGÚN MOMENTO HAY QUE QUITAR LA MASCARILLA”

En cuanto a la retirada de la mascarilla en interiores, que ya no será obligatoria desde este día 20, y a quienes como el presidente de la Sociedad Española de Inmunología y también jefe del Servicio de Inmunología del Hospital Valdecilla, Marcos López Hoyo, ven “precoz” esta decisión, el consejero ha precisado que una cosa es que se vaya a quitar la obligatoriedad de su uso y otra la decisión que tome la ciudadanía. Así, considera que “mucha gente” la va a seguir usando.

Pesquera cree que la retirada de la mascarilla va a hacer aumentar el número de casos pero ha señalado que lo que hay que ver es si afecta o no a la situación en los hospitales y en el número de ingresos.

Así, el consejero ha señalado que todavía sigue habiendo pandemia pero hay que “acostumbrarse” a que va a continuar “mucho tiempo con ella” y “en algún momento hay que quitar la mascarilla”. Así, cree que se irá hacia un modelo en el que aquella persona que tenga síntomas tendrá o bien que abstenerse de ir al centro de trabajo o acudir con mascarilla que es lo que viene ocurriendo “toda la vida” en el mundo asiático.

“Creo que la decisión de la mascarilla ya está tomada, es consensuada y se toma desde Madrid”, ha dicho Pesquera, que cree que habrá que ir viendo los informes técnicos, la situación concreta en cada momento y adoptar las medidas que se estimen oportunas.

Cuestionado sobre si Cantabria adoptará algún tipo de medida adicional sobre el uso de la mascarilla en edificios, por ejemplo, del Gobierno de Cantabria, Pesquera ha señalado que lo primero que hay que conocer es el decreto del Gobierno de España sobre la mascarilla y luego ver “qué determinaciones se toman”.

Pesquera ha señalado que las “líneas maestras” del decreto ya se conocen y determinan que por ejemplo habrá que seguir llevando mascarilla en centros de salud o sociosanitarios y en el transporte público y que será cada centro de trabajo, en base a lo que determine sus servicios de prevención, el que decida lo que se debe hacer en sus instalaciones.